Washington. El foco de atención sobre el coronavirus en Estados Unidos se centra en Nueva York, sin embargo, científicos de ese país están relevando datos que hacen sonar las alarmas en países y/o ciudades con gente que presenta sobrepeso.

Los niveles de mortalidad de Nueva Orleans superan a los de Nueva York.

Según datos de la administración, la tasa de fallecimientos por coronavirus en la principal ciudad de Lousiana es el doble de la de Nueva York: 15.9 muertos por cada 100,000 habitantes en la ciudad de los rascacielos contra los 32 en Nueva Orleans.

“¿Qué está ocurriendo? La clave la encontramos en las condiciones preexistentes de los contagiados, y en este caso, la obesidad”, publica el diario digital español El Confidencial.

Nueva Orleans tiene una de las tasas de adultos obesos más altas del país, con un 37%, y el 64% está por encima de su peso ideal.

Las cifran superan hasta 10 puntos porcentuales a Nueva York, Seattle y California.

En Lousiana, el 97% de los pacientes fallecidos por Covid-19 tenían condiciones preexistentes más allá de la edad. La diabetes fue observada en el 40%, la obesidad en un 25% y las enfermedades cardiacas y de riñón en torno a otro 20 por ciento.

Investigadores chinos indican que los obesos tienen más probabilidad de tener problemas pulmonares.

[email protected]