El presidente palestino Mahmud Abbas emitió un decreto que crea un comité nacional que estará a cargo de compilar evidencia documental y testimonial de casos contra Israel que llevará a la Corte Penal Internacional (CPI).

Los casos que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) prevé presentar al tribunal tienen que ver con crímenes de guerra cometidos contra los palestinos durante la agresión militar israelí en la Franja de Gaza en el verano de 2014.

El decreto establece la formación de un Comité Nacional Superior que preparará y dará seguimiento a los casos ante la CPI, y trabajará en cooperación con las instituciones palestinas públicas y no gubernamentales que sean pertinentes, así como con los ministerios.

Los casos que deban presentarse serán remitidos por Palestina ante la CPI a través de una comisión técnica encabezada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la ANP, precisó el texto oficial, reproducido por la agencia palestina de noticias WAFA.

El Comité Nacional Superior estará presidido por el jefe negociador Saeb Erekat y deberá continuar las consultas con la CPI, otras instituciones internacionales y locales, así como con consultores jurídicos y abogados para defender al pueblo palestino.

La creación del comité llegó semanas después de que Abbas solicitó la adhesión a la CPI, tras el fracaso en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) de un proyecto de resolución que pedía el fin de la ocupación y el establecimiento de un Estado palestino en 2017.

Los palestinos se unieron formalmente al tribunal, con sede en La Haya, Holanda, el mes pasado, allanando el camino a la presentación de denuncias de crímenes de guerra y de lesa humanidad contra Israel.

El 16 de enero pasado, la fiscal de la CPI, Fatu Bensuda, abrió una investigación preliminar sobre posibles crímenes de guerra cometidos durante el conflicto en la Franja de Gaza en julio y agosto del año pasado, que causó la muerte de dos mil 200 palestinos y 73 israelíes.