Las sofomes hipotecarias no reguladas (ENR) son las que menos calidad de información ofrecen a sus clientes, muy por debajo de la que proporcionan los bancos en documentación, como contratos, estados de cuenta, folletos, oferta vinculante, entre otros.

En la más reciente calificación del crédito hipotecario, que realiza la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), las ENR obtuvieron 4.5 de calificación, pero entre ellas la peor fue Red de Servicios Financieros, con apenas 1.2 puntos.

Por su parte, los bancos obtuvieron el mejor nivel con calificación de 8.4 puntos y de ellos los más claros en su información son Banorte, Ixe y Banamex, con calificación de 9.9 puntos cada uno.

En la media se encuentran las sofoles con 6 puntos, mientras que las sofomes reguladas se quedaron por debajo con 5.1 puntos.

La Condusef evaluó 13 bancos, cuatro sofoles, dos sofomes reguladas y 11 no reguladas que tiene registradas.

Esta evaluación no considera las bondades del producto, como el CAT o las comisiones, sino la información para el cliente.

De acuerdo con José María Aramburu, director general de Evaluación y Vigilancia, aquellas entidades financieras que recibieron mala calificación, tendrán un lapso de 10 días para seguir las recomendaciones de la Condusef, si no lo hacen se harán acreedoras a sanciones que van de 115,000 a 285,000 pesos en un primer nivel y de 230,000 a 1 millón 230,000 pesos en segundo nivel, es decir si hay recurrencia en omisiones a la ley.

Controversias

Luis Fabre Pruneda, vicepresidente técnico de la Comisión, explicó que durante el 2009 y el 2010, la Condusef recibió 12,600 solicitudes relacionadas con créditos hipotecarios, de las cuales 4,500 fueron controversias.

Los tópicos recurrentes son: incumplimiento del banco en liberación de adeudos, 34%; inconformidad por saldo y negociación del crédito con 13%, y pago no aplicado y aspectos de cobranza 6%, entre otros.

El 67% de las controversias se resolvieron en favor del consumidor , explicaron los expertos.

José María Aramburu dijo que en en el proceso de resolución de controversias se emitieron sanciones económicas de primer nivel para las entidades que no colaboraron en el proceso de conciliación.

[email protected]