Fijar el precio de una vivienda para rentarla o venderla no es una tarea fácil, existen diversos factores que deben evaluarse al momento de conocer el valor de una propiedad. Por mucho que una casa tenga mucho valor sentimental, antes de hacer cualquier operación se requiere tener una visión objetiva para determinar su precio exacto en el mercado.

Aunque se crea que una vivienda tiene cierto valor y que puede venderse o rentarse en determinada cantidad, no es recomendable asignarle un precio solo con suposiciones. No darle un valor incorrecto puede afectar cualquier transacción de manera considerable. Por ejemplo vender la casa con un precio más bajo, equivale a tener pérdidas y ofertarla con un precio más alto de lo que vale en realidad, complicaría cualquier operación.

Conocer el valor real de un inmueble puede ser el punto de referencia para establecer un precio para la venta o renta de ese espacio. Incluso saber con exactitud una cantidad no sólo responde a finalidades financieras, también sirve para cuestiones fiscales o legales.

La mejor forma de calcularlo es a través de un avalúo, el cual consiste en un dictamen técnico con validez legal y que presenta la estimación comercial del inmueble, explicó Daniel Narváez, Marketing VP de la plataforma inmobiliaria Lamudi.

En el mercado inmobiliario existen dos tipos de avalúo, ambos tienen como función saber cuánto vale una casa, pero responden a diferentes usos: el comercial y el catastral. El primero, estima el valor del inmueble para establecer un precio de venta o renta competitivo en el mercado. En este cálculo se toman en cuenta la construcción del inmueble, el terreno, la ubicación, los servicios y el mercado en general.

Mientras que en el catastral, ayuda a determinar el valor físico de los predios y las construcciones que se encuentran en ellos, considerando la ubicación y los metros cuadrados de construcción y terreno.

“Aun cuando el dictamen del avalúo determina el valor real del inmueble y permite saber cuánto vale una casa, este solo es un punto de partida para establecer el precio de venta o renta. Siempre hay que tener en cuenta que estos precios nunca deben sobrevalorarse en comparación al mercado” agregó.

¿Cuándo conviene saber el valor?

Si piensa vender o rentar una vivienda en el corto plazo, el experto inmobiliario recomendó conocer el valor de la propiedad antes de hacer cualquier operación, y dependerá del propietario hacer ajustes al momento de realizar las negociaciones correspondientes. Incluso este tipo de documentos tiene una vigencia de seis meses.

Aun cuando el dictamen del avalúo determine el valor real del inmueble y permita saber cuánto vale una casa, este solo es un punto de partida para establecer el precio de venta o renta.

A decir del ejecutivo, conocer el valor de la vivienda no solo es importante para transacciones como venta o renta de una vivienda, existen cuestiones muy diversas entre las que se encuentran: procesos civiles, penales, mercantiles, fiscales, también efectos urbanísticos y expropiatorios, finalidades financieras, valoraciones catastrales o efectos legales.

¿Cómo se calcula el precio?

Para determinar el precio de un inmueble, se toman en cuenta diferentes valores como parte del dictamen técnico en un avalúo. De acuerdo con el portal inmobiliario Vivanuncios, se obtienen tres tipos de valores de cotización de una vivienda: el físico, el comercial y el de ingresos.

montserrat.galvan@eleconomista.mx