Cada año se diagnostican 120,000 casos de cáncer, lo que equivale a 14 casos por hora. El tratamiento relacionado con ésta y otras enfermedades graves -e incluso las que no lo son tanto- pueden durar semanas o meses, lo que impactará fuertemente la capacidad de una persona para trabajar y producir el ingreso familiar regular, informó Juan Gabriel Gay Molina, director general de TI Salud.

Cristina Carrillo, directora ejecutiva de Mercadotecnia de Prudential Seguros México, añadió que como adulto afrontar un problema serio de salud puede ocasionar que necesite más dinero de lo habitual o que no pueda trabajar un tiempo indeterminado, afectando su estabilidad familiar.

Juan Gabriel Gay informó que, de acuerdo con datos estadísticos, de cada 100 mexicanos 31 padecerá algún tipo de enfermedad del corazón (infartos o deficiencia cardiaca), 11% pasará por una enfermedad del hígado, 13% tendrá tumores malignos, 27% padecerá una enfermedad cerebro vascular y 15% una enfermedad pulmonar. Cabe destacar que una persona podría tener uno o más de estos males.

Además, 9.3% sufrirá diabetes mellitus, y 22%, de hipertensión.

Es importante que esté preparado, pues mientras que en el 2000 había 4 millones 540,355 de personas con diabetes, 10 millones 874,448 con dislipidemia y 15 millones 109,032 con hipertensión arterial, para el 2030 se estima que habrá había 10 millones 255,089 personas con diabetes, 23 millones 127,327 con dislipidemia y 29 millones 576,754 con hipertensión arterial.

Cuánto gasta en su salud

En México existen tres formas de pagar las enfermedades pequeñas o graves: por medio de los organismos públicos que apoyan a los trabajadores (IMSS e ISSSTE); con ayuda de un seguro de gastos médicos mayores o menores y desembolsando todo de su dinero.

El gasto de bolsillo es la manera menos equitativa y más riesgosa para sus finanzas personales; es la opción que lo puede acercar más al empobrecimiento, sobre todo en el caso de las enfermedades graves , afirmó Juan Gabriel Gay Molina.

De todos los países miembros de la OCDE, México es la nación que más dinero paga directamente de su bolsillo para pagar los gastos médicos, es decir, sin ayuda de un seguro, gastando en promedio alrededor de 45% de sus ingresos en atender una enfermedad. La media es de 20 por ciento.

Por lo anterior, el programa de educación financiera de Visa, Finanzas Prácticas, destacó que es importante contar con un seguro de gastos médicos mayores con el fin de protegerse contra cualquier desequilibrio financiero que pueden ocasionar enfermedades y accidentes, pues lo que ofrece este seguro es disminuir los costos que éstos pueden ocasionar, cubriendo gastos hospitalarios, honorarios médicos, ambulancia, hospitalización, médicos especialistas, tratamientos, etcétera.

Tener esta póliza no lo es todo

Sin embargo, contar con un seguro de gastos médicos sólo lo apoya contra los gastos directos del hospital, en realidad no los elimina, ni considera otros desembolsos que son necesarios cuando una persona tiene una enfermedad grave.

El director general de TI Salud informó que de cada 100 pesos que un mexicano gasta en enfermedades, 57.4 pesos son destinados a la compra de medicamentos, 28 se gastan en consultas o estudios de laboratorio y gabinete, 2.1 en hospitalización y, por último, 12.6 pesos en transporte, estacionamiento, comida, etcétera.

No sólo es importante que tenga su salud lo mayormente protegida (con un seguro de gastos médicos), sino que también esté preparado para los gastos que derivan de un padecimiento, tales como: pago de deducible y coaseguro, terapias o tratamientos, medicamentos, consultas, enfermedad adicional, adecuaciones del hogar, rehabilitación y una segunda opinión médica.

Asimismo, debe considerar que tal vez requiera pagar la diferencia en honorarios médicos, cuidados en el hogar y mejorar una habitación; además de que quien esté al pendiente del enfermo deberá desembolsar para su alimentación, transporte, estacionamiento e incluso, en ocasiones, para una cama extra.

Cabe destacar que todos los gastos anteriores tienden a duplicarse si no tiene un seguro de gastos médicos mayores.

Aseguradoras brindan más apoyos

Cristina Carrillo, directora ejecutiva de Mercadotecnia de Prudential Seguros México, afirmó que cuando un miembro de la familia se enferma de gravedad, puede entra en una especie de crisis no sólo económica sino, emocional, que pone en riesgo sus metas.

Por lo anterior, presentó la nueva cobertura adicional en sus seguros de vida: Cuidados de Salud Prudential, una protección con la cual, si tiene un problema serio de salud, podría recibir una suma adicional (hasta 3 millones de pesos) que podrá ser utilizada para cubrir deudas, el deducible de su seguro de gastos médicos, las cuentas del hospital, la necesidad de viajar, para recuperar sus ahorros o cualquier otro tipo de gasto.

Esta cobertura ofrece tranquilidad a una persona que enfrente una cirugía, hospitalización o enfermedad grave , dijo Carillo.

En la salud, estar protegido es vital y las aseguradoras están contemplando cada vez más soluciones para que en caso de un padecimiento pueda estar tranquilo. Esta nueva propuesta de Prudential se suma a las alternativas de Mapfre y Axa, teniendo cada una también coberturas adicionales por enfermedades graves en sus seguros de vida.

Estas soluciones son importantes pues sólo 7% de la población tiene seguro de gastos médicos mayores.

Cómo conseguir una protección integral

Para estar tranquilo y que un padecimiento no lo desestabilice en ningún sentido, es importante que:

  • Infórmese. En la actualidad, la oferta que tiene para asegurar su salud y la de los suyos es muy amplia; compare y tome las soluciones que más lo ayudan y convienen.
  • Contrate un seguro de gastos médicos mayores. Estos productos amortiguan el desembolso que deberá hacer si en la familia hay un problema de salud; nadie está exento de una enfermedad grave o un accidente.
  • Contemple un seguro de gastos médicos mayores. Esta póliza lo ayuda a tener monitoreada su salud; además, en ocasiones tiene descuentos o incluye los gastos que deriven de estudios o medicamentos.
  • Adminístrese bien. Hay seguros que le dan la suma asegurada en efectivo: gastela con mesura, no sabe cuánto más podría costarle toda la atención médica.
  • Tenga un fondo para emergencias. Aunque los seguros lo ayudan financieramente, debe contemplar el coaseguro y el deducible. Si no está preparado, complicará sus finanzas. Además, si requiere hospitalización, genera gastos extra a los acompañantes.