Darle la bienvenida a un año nuevo es buen pretexto para replantar prioridades, pero también es el momento adecuado para hacer una lista de sus propósitos y poner en orden sus finanzas personales y familiares para afrontar el 2020 de manera satisfactoria.

Un presupuesto es el plan que le ayuda a llevar un mejor control sobre los ingresos que obtiene, los compromisos o deudas que debe cumplir y los gastos que se harán. En resumen, el presupuesto es la cantidad de dinero que tiene para hacer frente a los gastos.

A continuación, le ofrecemos una serie de recomendaciones que le pueden ayudar a organizar mejor sus finanzas y regularizar su entorno económico y si tiene deudas, lograr salir de ellas.

1) Ingresos:

Ya sean fijos o que varíen mes con mes, es necesario determinar cuál es el monto mensual total de sus entradas. Si no son fijas, lo mejor es hacer una estimación de lo que va a recibir, si prevé recibir entre 6,000 y 10,000 pesos, lo mejor es trabajar el presupuesto desde un punto de vista conservador, en este caso con 6,000 pesos.

2) Gastos fijos:

Desde que inicia el año sabemos cuáles son esos pagos que no se pueden omitir y se tienen que pagar obligatoriamente como son: agua, gas, luz, telefonía, tenencia, predial, colegiatura, renta, gasolina.

  • Elabore una lista ya sea en una libreta, en Excel o en su teléfono donde escriba los gastos fijos mensuales. Dicho recurso le será restado a tus ingresos y desde inicio de cada conocerá con cuanto dinero dispone y ajustarse. Uno de sus propósitos de Año Nuevo puede ser incluir dentro de esta lista de gastos mensuales el ahorro, y dejarlo mes con mes como un pago fijo, para que en un mediano a largo plazo pueda disfrutarlo.
  • Cabe recordar que el pago del Predial, Tenencia, Refrendo y multas rezagadas son algunos de los servicios que tienen importantes descuentos en el primer trimestre del año, por lo que hacer estos pagos de manera anticipada trae ahorros.

3) Deudas:

De los mexicanos, 61.8% aseguró quedarse sin dinero después de la época decembrina, mientras que 38.2% declaró tener dinero disponible después de las festividades, de acuerdo con un sondeo realizado por la plataforma de servicios financieros Coru.com y la empresa de estudios de mercado Brad Engagement. De tal manera que si inició el año con deudas, es momento de buscar una estrategia para liquidarlas en el menor tiempo posible, pues mientras más se rezaguen más intereses se pagan. Si se trata de deudas de tarjetas bancarias, puede acudir a su banco y solicitar un replanteamiento de su compromiso y pagarlo de manera mensual.

4) Eliminar gastos innecesarios:

Una manera de aligerar la cuesta de enero es recortar aquellos gastos del día que son innecesarios y mantener austeridad en sus consumos mientras termina de pagar las deudas o junta dinero para tener un fondo de emergencias.

De acuerdo con la firma Principal, una forma para tener finanzas sanas es reconocer los gastos hormiga y reducirlos; en el mejor de los casos, se podrían eliminar por completo. Los gastos hormiga son todos aquellos que parecen pequeños, pero a la larga representan un monto importante. Por ejemplo, si de lunes a viernes se compra un café de 30 pesos, a la semana habrá gastado 150 pesos; al mes 600 pesos, y al año —sólo tomando los días laborables— son 7,590 pesos.

5) Ahorro e inversión:

Incluya en su presupuesto un monto fijo al ahorro e inversión. Los especialistas recomiendan que entre 10 y 15% del ingreso se destine al ahorro. El resto debería ir al pago de deudas, hipoteca o renta, alimentación, vestido, transporte y entretenimiento.

6) Evalúa: 

Una vez que ya tiene identificados visualmente mes con mes los ingresos recibidos y los gastos programados, tendrá un mejor panorama del dinero que tiene disponible y del cual puede disponer para aumentar sus deudas. “Una cartera sana es aquella donde los ingresos son mayores a los gastos. Si los gastos son mayores a lo que ganas es necesario optimizar recursos”.

alba.servin@eleconomista.mx