El retiro laboral, o jubilación, es una etapa de la vida en la que una persona deja de trabajar. Lo ideal sería que para cuando llegue el momento se cuente con los ahorros suficientes o una pensión para vivir tranquilo, una manera de hacerlo es elaborando un plan desde que se está trabajando.

Planear el retiro, así como se hace con un viaje o una fiesta a la que se asistirá, es una forma de garantizar que se contará con los recursos necesarios en un futuro, por lo que si se empieza desde que se está en la vida laboral, es mejor para alcanzar dicha meta, destacó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Ésta refiere que, por ejemplo, si usted tiene un trabajo formal, ya se está ahorrando para el retiro por ley cada mes, ya que una parte de su sueldo se destina a su administradora de fondos para el retiro (afore), además de que la empresa o la institución donde se trabaja y el gobierno también hacen aportaciones, por lo que entre los tres se reúne una cantidad que va haciendo crecer el ahorro.

Busque un correcto manejo de ?su afore

La Condusef informa que las aportaciones son depositadas en la cuenta individual, la cual es administrada por una afore que cada persona elige, la cual se encarga de invertir el dinero para que no pierda su valor y crezca a través de los años.

De ahí que es importante elegir una administradora, y, si aún no se cuenta con alguna, los recursos están asignados a la que tenga un buen desempeño, aunque lo mejor es que cada persona la seleccione, para lo cual es necesario comparar opciones y elegir la que ofrezca mayores rendimientos netos, pues entre mayor sea, más crecerá el ahorro.

No olvide las aportaciones voluntarias

De acuerdo con el organismo, es importante realizar aportaciones voluntarias, las cuales permitirán incrementar aún más el ahorro con rendimientos atractivos, y, en caso de requerirlo, se puede disponer de ese dinero, pero sólo en dos situaciones: matrimonio o desempleo. Sólo puede hacer un retiro por matrimonio; por desempleo, se le permite hacerlo cada cinco años.

En caso de ser un trabajador independiente, agrega en su portal de Internet, también se puede acercar a una afore y abrir una cuenta.

La Condusef refiere que, según una encuesta, 28% de los adultos mayores depende económicamente de alguna persona de su familia, siendo sus hijos quienes los apoyan financieramente con 77 por ciento.