Durante los primeros seis meses del año, el precio del oro y la plata han registrado los niveles más altos en su historia.

Estos metales preciosos han aumentado su valor en 5.41 y 12.17% respectivamente en lo que va del año, pero la tendencia alcista no comenzó en el 2011 sino un par de años atrás cuando se desataron las crisis económicas internacionales.

Desde el 2009 (pocos meses después de que Estados Unidos pusiera a temblar al mundo por sus problemas financieros) hasta el cierre del primer semestre de este año, el precio del oro ha aumentado en 70% al pasar de 882.20 dólares la onza el 31 de diciembre del 2008 a 1,500.60 dólares al último día de junio del 2011.

La plata, por su parte, ha aumentado su precio en 204% al alcanzar 34.76 dólares la onza el 30 de junio de este año desde los 11.42 dólares que registró al cierre del año 2008.

Otros activos como la deuda en algunos países está a 2%, por lo que están muy rezagados comparados con el desempeño de los metales preciosos , comentó Renato Vargas, gerente de Portafolios y Asset Allocation de Skandia.

Con estos números que suben y suben, ¡qué inversionista no querría subir con ellos! Sin embargo, seguir los activos que ya están muy caros no es la mejor estrategia de inversión, coincidieron especialistas.

Los altos precios son producto de la inestabilidad internacional, pues aumenta la demanda de los activos que se consideran más seguros.

Tradicionalmente, los metales han sido refugio de muchos inversionistas para evadir el riesgo porque no están tan fuertemente ligados a los ciclos económicos como las acciones u otros activos, argumentaron.

Sin embargo, todo lo que sube tiene que bajar , reza una ley universal. Y los expertos prevén que los precios bajen en los próximos meses, lo que podría representar minusvalías, decir, una disminución en el valor de sus activos.

Está de moda comprar oro. Es muy común que el inversionista vaya persiguiendo lo que ya subió, pero no sería una buena idea apostar a los metales en los próximos meses como una estrategia única de inversión , recomendó Alonso Madero, director de inversiones de Grupo Actinver.

¿QUÉ VA A PASAR SI SE SOLUCIONA LA CRISIS INTERNACIONAL?

Se va a desinflar el precio porque la gente va a voltear a ver otra vez a las acciones, dólar, euro, yen, etcétera , afirmó categóricamente el directivo.

Renato Vargas, especialista de Skandia, coincidió al explicar que los metales han subido mucho pero que en un escenario de mejora económica a nivel global, podrían tener una baja significativa .

Para fines especulativos no recomendaría entrar a metales porque ya subieron mucho de precio. Aunque sí para una estrategia de diversificación de un portafolio, pero no con más de 5% de sus activos , añadió Alonso Madero.

¿QUÉ ALTERNATIVAS EXISTEN PARA PARTICIPAR?

HAY VARIAS FORMAS A TRAVÉS DE LAS CUALES USTED PUEDE INVERTIR:

fondos de inversión: Son mecanismos financieros a través de los cuales diversos inversionistas juntan su dinero en un fondo común para comprar acciones, bonos, títulos de deuda o cualquier otro instrumento, conformando portafolios que no podrían tener con sus capitales individuales.

Emisoras: Son empresas que emiten títulos de capital o deuda que se comercializan en la Bolsa de Valores. Esta alternativa no provee una exposición directa al metal ya que se compran acciones de la empresa dedicada a la explotación de minas. En este caso se apuesta más a los resultados de la minera que del metal, propiamente.

Monedas: Ésta es la forma más común de inversión en metales preciosos aunque, para algunos expertos, no es la más conveniente debido al diferencial entre el precio de compra y el precio de venta.

Por ejemplo, si usted adquiere un centenario, le costará alrededor de 22,500 pesos, pero si necesitara el dinero para resolver alguna emergencia, a usted se lo comprarían en 20,900 pesos que es el precio de compra.

Las monedas deben considerarse a largo plazo para tratar de salvar la diferencia entre el precio de compra y el de venta, de lo contrario podría perder .

*Arturo González, analista senior de Metales de BBVA Bancomer.

[email protected]