Cada semana, quincena o mes, usted recibe el pago por el trabajo que hace y aunque no lo vea, sabe que sus recursos están ahí, en la tarjeta de débito; sin embargo, puede ser que no haya realizado un trámite sumamente importante: designar a los beneficiarios de esa cuenta de nómina.

Probablemente, la mitad de los nóminahabientes en el país no tiene beneficiarios establecidos, ya no digamos actualizados , comentó Fernando López Gaitán, director ejecutivo de nómina, banca de consumo y patrimonial de HSBC.

La Ley de Instituciones de Crédito indica que al momento de abrir una cuenta, el cliente debe especificar beneficiario(s) del saldo de ésta. Los beneficiarios quedan registrados por escrito en el formato que la institución bancaria les proporciona para esos efectos y pasan a formar parte del contrato de la cuenta.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), al momento del fallecimiento del cliente, el beneficiario tiene derecho a disponer del saldo de la cuenta. En caso de existir varios beneficiarios, se debe verificar si el cliente estipuló las partes proporcionales que se le entregaría a cada uno de ellos, en caso de no existir, el banco repartirá a cada uno por partes iguales el saldo a que tengan derecho.

Además, el cliente puede modificar los beneficiarios que haya designado previamente, ya sea añadiendo otros o sustituyéndolos. Si no existen beneficiarios designados, el saldo será entregado a los beneficiarios de acuerdo con la legislación común, es decir, por sucesión legítima.

Para el despacho Saucedo Abogados, se puede designar como beneficiario a cualquier persona física o moral, pero si se trata de un menor de edad, deberá existir otra persona que se haga cargo del manejo de los bienes del menor hasta que éste sea mayor de edad .

LA CUENTA LA ABRIÓ LA EMPRESA

Expertos coincidieron en que falta cultura en general en temas de beneficiarios y no sólo en productos bancarios, sino en muchas otras cosas.

En la mayoría de las ocasiones, las empresas son las que abren las cuentas de nómina y, por ende, los trabajadores no realizan este trámite.

Los bancos dan a las empresas la posibilidad de hacer algo que se reconoce como altas masivas. Esto se da debido a que las compañías tienen los datos mandatorios de todos sus trabajadores y con ellos se puede abrir una cuenta de nómina.

Bajo esa circunstancia, depende de cada banco, pero normalmente esas cuentas se van sin beneficiarios, por lo que el trabajador tendría que ir a su sucursal después del alta y hacer el trámite de nombrar beneficiarios, que no tarda más de 15 minutos , comentó Fernando López Gaitán.

El ejecutivo bancario refirió que en la institución que representa dan de alta 100,000 cuentas de nómina al mes. De ellas, cerca de 65,000 las da de alta la empresa y el resto es el trabajador quien lo hace.

Pensemos que 100% de las cuentas que hace el trabajador sí decide a sus beneficiarios, y en el otro 65%, calculo que una tercera parte viene sin beneficiarios. Lo que después perdemos es cuántos de esos sin beneficiarios, después se presentan en la sucursal para hacer la actualidad de los beneficiarios , comentó.

Los riesgos que se corren

Cuando alguna persona fallece y no dejó beneficiarios para su cuenta de nómina, sus familiares se pueden enfrentar a un proceso complicado y puede haber dos opciones.

En primer lugar, si la persona hizo testamento, lo único que se hace es llegar al banco y demostrar que tienen un documento en el que la persona deja beneficiarios y en función de esas definiciones, se entrega el dinero a los beneficiarios.

La segunda es que si no se tiene testamento y no se definieron beneficiarios, se pasa a un proceso que puede tardar bastante, que se llama sucesión testamentaria, lo que lo hace un trámite legal muy largo, que puede llegar a tardar meses y hasta años.

El nombrar beneficiarios es un proceso que debe tardar entre 10 y 15 minutos en cualquier sucursal y es recomendable hacerse la pregunta una vez al año de si es momento de actualizarlos , comentó Fernando López Gaitán, director ejecutivo de nómina, banca de consumo y patrimonial de HSBC.

Tips

  1. Al tener una cuenta de nómina, nombre a sus beneficiarios.
  2. Las personas que consideren tener derecho sobre los recursos deberán iniciar el proceso de sucesión legítima y será un juez el que resolverá y dictará sentencia.
  3. Si nombra como beneficiarios a menores de edad, le solicitarán que designe a otra persona a la que se le darán los recursos para que los entregue a los menores cuando cumplan 18 años de edad.
  4. Es importante que sus beneficiarios conozcan la existencia de sus cuentas, así como el lugar donde se encuentran los documentos que certifican la existencia de las mismas para poder reclamar los recursos al banco.

[email protected]