Los millennials mexicanos cuentan con un score crediticio promedio de 609, más bajo que el de sus padres y abuelos, el cual oscila entre 629 y 620, respectivamente, según datos de ComparaGuru.com.

Mediante un comunicado, la firma refiere que el score está basado en el FICO, un indicador que oscila entre 300 y 850 puntos que mide la posibilidad de que una persona incumpla un pago dentro de los próximos 12 meses.

El FICO es importante porque demuestra que es una persona cumplida, pero no es lo único que toman en cuenta los bancos para otorgar un crédito , explica Freddy Domínguez, cofundador de ComparaGuru.com.

Es difícil decir a partir de cuántos puntos es considerado positivo, pues hay mucha subjetividad en el tema. Lo más lógico es que entre más te acerques al ideal, de 850, es mejor , añadió.

Por ejemplo, una persona puede tener un historial crediticio con un score de 700 debido a que ha pagado en tiempo y forma servicios como telefonía, televisión o gimnasio, etcétera, mientras que otra persona puede tener un score crediticio de 650 sólo por tener un crédito bancario, ejemplificó el directivo en el comunicado.

Para algunas instituciones financieras, un buen puntaje por un crédito bancario es mucho más valioso que un score excelente por servicios , añadió.

Cómo influye la edad

El análisis incluyó a 5,207 prospectos para tarjetas de crédito, de los cuales, 65% son millennials (nacidos entre 1980 y 1999).

Las generaciones anteriores, llamadas baby boomers y generación X, tienen un promedio FICO de 629 y 620, respectivamente.

De acuerdo con Domínguez, la edad no necesariamente es determinante para tener un alto FICO score, pues una persona de 30 años con dos tarjetas y un crédito automotriz tiene más historial crediticio que una de 50 años que jamás ha pedido un crédito.

Relación score-ingresos

El score tampoco está directamente relacionado con los ingresos de los millennials, según la firma. De hecho, las personas con ingresos menores a 20,000 pesos tienen un mejor puntaje que los que ganan una cantidad superior.

Si bien el score crediticio no lo es todo, tener uno bueno sin duda puede contribuir a que las personas accedan a mejores productos financieros. Por ello, la firma recomendó lo siguiente:

  • Pagar a tiempo créditos y servicios.
  • Evitar pedir dos o más tarjetas de crédito al mismo tiempo.
  • No consultar el historial crediticio muchas veces seguidas.
  • No visitar muchas instituciones financieras para pedir créditos o préstamos en un corto periodo de tiempo.
  • No pedir créditos que rebasen su capacidad de pago.