1.- A perder tu patrimonio.

Piensa que realmente tu dinero ya está perdiendo valor si no haces nada con él.

2.- A no generar un buen rendimiento.

Ganancias pasadas, no prometen futuras. Invertir es un camino que se lleva con paciencia. Sé constante.

3.- A no tener conocimientos suficientes.

Existen programas que te permiten aprender más sobre finanzas, como el Reto Actinver, en donde expertos te enseñan a través de cursos y pláticas.

Conoce más sobre esta experiencia financiera aquí.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.