Los mexicanos en promedio solicitan créditos automotrices hasta por 300,000 pesos y con tasas de interés de 12%, lo que a decir de los expertos, deja ver que hay una mala planeación al momento de adquirir un vehículo ya que no comparan las tasas de interés de este tipo de préstamos, advierte la empresa financiera de préstamos en línea Yotepresto.com.

Lo anterior, se reveló por una encuesta hecha por la fintech, que como parte de los resultados obtenidos  detalló que 47.4% compró su auto con un préstamo; 38.1% adquirió su vehículo con sus ahorros; 11.9% fue un regalo, y 2.7% respondió que fue un bono o aguinaldo.

Aquellos que adquirieron su vehículo a través de un crédito, 84% de los encuestados gastó hasta esa cantidad; mientras que 15.78% obtuvo un auto que le costó más de 300,000 pesos.

En cambio, quienes lo obtuvieron a través de sus ahorros, 64.75% gastó hasta 100,000 pesos; 30% entre 100,000 y 300,000; y 3.68% más de 300,000 pesos.

En el caso de la tasa de interés del préstamo que solicitaron, 41.4% consiguió un financiamiento con una tasa de 6 a 12%; 29.8% obtuvo una menor a 5%; 21.6% respondió que una tasa de entre 13 y 20%, y 7.2% tuvo intereses por más de 21% anual.

“La encuesta que hicimos nos reveló que casi 30% de quienes adquieren un vehículo tiene que pagar una tasa superior al promedio, que es de entre 10 y 12%, y creo que esto se debe a una mala planeación a la hora de comprar un auto, que no se comparan los distintos créditos que se ofrecen en el mercado”, señaló Luis Rubén Chávez, director general de Yotepresto.

Insistió en que si se está interesado en adquirir un automóvil y piensa solicitar un crédito a una entidad financiera, se debe tomar el tiempo necesario para comparar las distintas instituciones y revisar cuál tiene la tasa más baja, cuál cobra menos comisiones, cuál ofrece beneficios, que pueden ser cero comisión por apertura o un año de seguro gratis; pero, sobre todo, cuál se ajusta a las posibilidades del solicitante, porque un crédito automotriz no debe sobreendeudarlo.

“Antes de comprar un automóvil, lo recomendable es que se genere un plan de ahorros para los gastos iniciales, como el enganche y la comisión por apertura del crédito. Mientras mayor enganche se dé, mejores serán las condiciones que nos ofrecerán, además de que pagaremos mucho menos de interés”, enfatizó.

El director recomendó que antes de comprar un vehículo se revise las necesidades y la capacidad económica para comprarlo y destacó que el pago del crédito automotriz, no debe ser mayor a 20% de nuestro sueldo mensual.

Si por ejemplo, se tiene una familia grande, seguramente necesitará una camioneta para transportar a todos y eso implica, de entrada, que puede costarle arriba de 200,000 pesos en promedio, tomando en cuenta que el vehículo es nuevo.

[email protected]