Al contratar un producto financiero, ya sea un crédito o un instrumento de inversión, siempre se hace hincapié en revisar las tasas de interés, comisiones o rendimientos para saber cuánto pagará o cobrará el usuario por ese servicio en específico; sin embargo, poco se dice de cómo aprender a hacer esos cálculos y sacar esos porcentajes para analizar si en verdad conviene contratar el producto en cuestión.

Para obtener estos números, no solamente basta sumar, restar, dividir o multiplicar; se trata de aprender a usar esas operaciones y fórmulas para saber cómo sacarle mayor provecho a su dinero.

En este punto entran las matemáticas financieras, una disciplina derivada de las matemáticas aplicadas al sector financiero, éstas tienen como objetivo determinar la evolución de valor del dinero con relación al tiempo y esto ayude a los usuarios a tomar mejores decisiones financieras.

Al saber aplicarlas, se puede saber si ese bien o servicio genera más ganancias o deudas y cómo puede tener un impacto en nuestro bolsillo a corto, mediano y largo plazo.

Durante la plática virtual “Matemáticas financieras con bolitas y palitos” celebrada en el marco de la Semana Nacional de Educación Financiera 2021, Miguel Armas, economista y profesor de la Universidad Politécnica de Guanajuato, señaló que esta disciplina está más allá de conceptos complejos u operaciones complicadas, sino que se trata de una rama de esta ciencia que busca aplicar estos conceptos de una manera sencilla y dinámica para aprender a sacarle mayor provecho al dinero.

Para el economista, la aplicación de esta disciplina se da en momentos como la contratación de un crédito, al ahorrar o al invertir en cualquier instrumento. 

“Toda operación financiera que tenga que ver con crédito y ahorro está sujeta a las matemáticas financieras, no es algo exclusivo que puedan usar solamente las instituciones, también los usuarios comunes pueden acceder a este tipo de conocimientos”, afirmó durante su ponencia.

Uno de los principales retos a romper, dijo, es que todas las carreas y profesiones, todas las decisiones que se toman está vinculadas con matemática financiera, por ello la urgencia de que todos aprendan más sobre esta disciplina.

¿Cómo aplicarlas?

A decir del académico universitario, es un hecho que a muchas personas no les gustan las matemáticas por considerarlas complicadas o tediosas, pero que gracias a ellas se pueden calcular los porcentajes que va a recibir si se ahorra o lo que tendría que pagar si tiene un crédito.

Para su aplicación, dijo, es necesario que las personas tengan los conocimientos básicos como son la suma, resta, multiplicación y división, operaciones básicas con números reales, despeje de fórmulas, además de saber usar la calculadora. 

“En este caso, la matemática permite calcular cuáles son los márgenes que podría ir recibiendo conforme avanza el tiempo, cuánto interés podría generar y plantear diferentes escenarios”, aseguró.

Ejemplificó con el caso de las afores y de cómo se puede calcular con el paso del tiempo, los niveles de rentabilidad según los plazos y comparar entre las diferentes administradoras.

En tanto, la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM destaca que en algunos casos solamente se requieren hacer operaciones como reglas de tres, sustituir valores en fórmulas y también conocer conceptos básicos como interés simple, tasa de interés y plazo, para que el interesado pueda hacer los cálculos correspondientes.

Instituciones le ayudan a practicarlas

Si usted está interesado en aprender y desempolvar lo que sabe sobre matemáticas, diversas instituciones y fundaciones cuentan con cursos para ayudar a los interesados en saber más y dominar esta disciplina. Lo anterior puede ser a través de cursos, diplomados y talleres.

Una de ellas es la UNAM, quien cuenta con un curso virtual a través de la plataforma Coursera con una duración de cinco semanas, en donde los interesados podrán aprender sobre estos temas. Este curso es gratuito y se publican diferentes convocatorias en todo el año, al finalizar se puede obtener un certificado.

La Fundación Carlos Slim y la Fundación Telmex-Telcel también ofrece el curso de esta especialidad, que al igual que el de la UNAM, es virtual y con una duración de cinco semanas; los interesados solamente deberán registrarse en la plataforma y las inscripciones para el siguiente curso cierran el próximo 31 de octubre.

Otro más, es el ofrece el Instituto Mexicano de Contabilidad, Administración y Finanzas, el cual tiene una duración de 18 horas y un costo de 5,600 pesos, el cual puede ser presencial o virtual. De acuerdo a su página tiene cursos disponibles hasta febrero de 2022.

montserrat.galvan@eleconomista.mx