En colonias con casas grandes como Bosques de las Lomas, Pedregal, la Herradura, Tecamachalco, y Jardines de la Montaña existe un segmento muy representativo de padres que vieron a sus hijos partir y que se quedan en lo que se conoce como un nido vacío, lo cual tiene un costo para sus propietarios.

Según el portal Club de Rentas, aun cuando el valor sentimental de una propiedad es muy alto, hay elementos que pueden hacer reflexionar a sus propietarios y también a sus herederos sobre si realmente es buena idea mantener la propiedad por un largo periodo o por lo menos hasta que esta sea transmitida en herencia, o bien, reubicarse en una propiedad de menor tamaño.

Por lo general la decisión se reduce a casa o departamento , comenta Rodrigo Barrera, socio y fundador de Club de Rentas y director de RETNA, quien en un comunicado explica cuáles son los principales elementos a considerar en caso de conservar o vender un nido vacío:

1. El costo de oportunidad de la renta. Éste quizá es el aspecto que menos se toma en cuenta y, probablemente, el más importante. La forma correcta de evaluarlo es considerar lo que se deja de pagar de renta por la propiedad que habita contra cuánto obtendría de renta si comprara una o varias propiedades en otro lado con el dinero de su casa, el neto de impuestos y comisiones de venta.

2. Los costos de mantenimiento de la propiedad. Una casa grande con jardín generalmente requiere mucha más agua y electricidad que un departamento para una o dos personas. Además, la limpieza y mantenimiento requiere personal, que en un departamento ya no es necesario.

3. Predial. La cuenta de Predial de una casa es, por lo general, alta comparada con la de uno o varios departamentos en los que invierta su patrimonio.

4. Los costos de mantenimiento condominales o de colonia. Dependiendo de la colonia y el régimen de propiedad de la casa, el costo de mantenimiento puede ser más alto o bajo en comparación con el de un departamento. Es importante saber de qué lado está al momento de decidir.

5. Impuestos y comisiones de venta / renta. Si vende su casa hoy pagará impuestos y comisiones que, de todas formas, sus herederos tendrían que cubrir posteriormente. De igual manera, cuando invierte su patrimonio en departamentos, tendrá que pagar impuestos y comisiones por la renta de éstos.

6. Plusvalía. A no ser que tenga una bola de cristal o información privilegiada, es difícil asegurar que una zona o colonia tendrá mayor plusvalía en los siguientes años. La recomendación en este caso es que considere una plusvalía promedio para ambos casos: la casa y el departamento.