Las llamadas indeseadas son un malestar que sufren los mexicanos cotidianamente.

Entre éstas, hay principalmente tres tipos: las que ofrecen productos comerciales (paquetes de telefonía, servicios de Internet, etcétera); las de carácter financiero, mediante las cuales nos quieren vender tarjetas de crédito o seguros, por ejemplo, y unas muy particulares derivadas de los adeudos que tengamos, ya sean de carácter comercial o financiero, que son realizadas por los despachos de cobranza.

Para evitar ser víctima de varias llamadas al día de productos indeseados, puede darse de baja de las bases de datos de la mayoría de las empresas que ofrecen este tipo de productos ya sea mediante llamadas directas o mediante call centers.

Para llamadas publicitarias

Como mencionamos, distintas instancias son las encargadas de evitar que una persona reciba llamadas indeseadas, las cuales varían según el tipo de productos que son ofrecidos.

Para no recibir publicidad por parte de los proveedores de los sectores de telecomunicaciones, turístico y comercial, el Registro Público para Evitar Publicidad (Repep) es el medio en el cual el consumidor puede registrar su número.

El registro le evitará recibir llamadas en su casa, oficina o celular, y también le ayudará a tener la certeza de que su información no está siendo utilizada con fines mercadotécnicos o publicitarios.

Para inscribirse al Repep, que es un registro que depende de la Procuraduría Federal del Consumidor, sólo debe llamar, desde el número que se pretenda registrar, al 9628 0000 o al 01 800 962 8000 para el interior de la República.

También puede hacer el registro ingresando a la dirección http://repep.profeco.gob.mx/registrar_telefono.jsp.

Una vez que su número se encuentre registrado, los proveedores y empresas tendrán hasta 30 días a partir de su inscripción para dejar de llamarle. La vigencia de su inscripción es indefinida.

Tome en cuenta que no es competencia de la Profeco atender las llamadas telefónicas que realicen proveedores de servicios financieros, es decir, bancos, seguros, administradoras de fondos para el retiro (afores), así como las personas con funciones de cobranza, las organizaciones políticas, las entidades de beneficencia y los encuestadores telefónicos.

Servicios financieros y despachos de cobranza

La Profeco no es la responsable de atender llamadas provenientes de entidades financieras, ya que ésta es tarea de la Comisión Nacional Para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

A través del Registro Público de Usuarios (Reus), la comisión protege a aquellos usuarios que contraten algún producto o servicio de una institución financiera que no desean ser molestados con publicidad ni promociones por parte de las entidades en sus prácticas de mercadotecnia, ya sea vía llamada telefónica e incluso por correo.

El registro se puede hacer vía Internet, mediante el portal https://webapps.condusef.gob.mx/reus/app/registro.jsp; presentándose en alguna de las delegaciones de la Condusef en el país, así como vía telefónica al 01 800 999 80 80.

Entre las entidades consideradas están bancos, aseguradoras, afores, sofoles, arrendadoras, así como las sociedades financieras de objeto múltiple.

Considere que la vigencia de su registro es de dos años calendario contados a partir de los 45 días naturales siguientes a la fecha de inscripción. Posteriormente la baja se dará automáticamente.

Por otra parte, el caso de los despachos de cobranza es especial. Si bien las autoridades no pueden prohibir que estas empresas llamen a un usuario, lo que regulan es que estas llamadas se hagan en días y horarios aceptables, y que no haya abusos en sus actividades.

Para contar con estas garantías, usted puede darse de alta en el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco), en el cual podrá consultar qué empresas están autorizadas para trabajar con las entidades financieras, con la intención de que tenga mayor certidumbre.

Entre la información que puede consultar destaca la denominación o razón social del despacho de cobranza, el nombre de las personas encargadas de realizar gestiones y de sus socios, así como el domicilio y teléfonos utilizados para realizar sus actividades.

Lo más importante del Redeco es que mediante este registro puede presentar una queja en contra de las entidades financieras que considere que están haciendo abusos en sus labores de cobranza, y puede recibir una respuesta por el mismo medio.

Para consultar esta información o dar de alta una inconformidad, consulte el sitio https://phpapps.condusef.gob.mx/redeco_gob/redeco.php

juan.tolentino@eleconomista.mx