Debido al tráfico en las grandes ciudades y al enorme parque vehicular que conlleva, muchos conductores optan por usar otros medios de transporte para llegar a su trabajo o escuela. La motocicleta es uno de los que se ha popularizado en los últimos años.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que el número de motos se incrementó más de 90% entre el 2012 y el 2017, pasando de casi 1 millón 900,000 a poco más de 3.5 millones de unidades.

Sin embargo, este vehículo resulta ser la unidad más vulnerable al hablar de seguridad, tanto para el conductor como para su acompañante. Según el Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (STCONAPRA), los percances de motocicleta también aumentaron 55.3% en los últimos cinco años.

Ante este panorama, es importante adquirir un seguro de motocicleta, no sólo para estar protegido en caso de un accidente, sino también por robo o cualquier daño ocasionado por el vehículo.

Antes de adquirir una póliza para este vehículo, es importante informarse y comparar lo que le ofrecen, ya que algunas aseguradoras ponen algunas restricciones como el uso que se le da a la moto o el valor de la misma para otorgar el servicio.

César Girón, gerente de Prevención de Riesgos de la aseguradora Quálitas, explicó que los principales paquetes de un seguro para motos son básico, limitado y amplio, que son iguales a lo que se ofrece en una póliza para automóvil.

“Lamentablemente, como sabemos, en una motocicleta se tiene tres veces más riesgo de perder la vida y seis veces más el de tener  una lesión comparado con un automovilista. Muchas compañías evitan otorgar esta cobertura de gastos médicos para las motocicletas, porque en estos accidentes siempre hay un lesionado”, detalló.

Afirmó que incluso existen coberturas de accesorios. “Cada vez es más común que los motociclistas pongan accesorios al vehículo; dichos artículos se pueden asegurar en la misma póliza de seguro”, aseguró el directivo.

Pilar García, chief marketing officer (CMO) de la comparadora digital de seguros Rastreator, señaló que las principales coberturas con las que cuentan los seguros de motocicletas son responsabilidad civil a terceros y gastos médicos al conductor y ocupantes.

Adicional a éstas, dijo, y dependiendo del paquete que seleccione, se pueden agregar daños materiales y robo total con deducibles de 10 y 20%, respectivamente.

Sobre ruedas

Aunque los requisitos varían entre cada compañía, entre las principales características que solicitan para que la moto sea asegurada están que no tenga más de 10 años y que el valor total sea superior a 100,000 pesos, aunque también se puede tomar en cuenta el modelo de la moto.

Respecto a la documentación que se solicita, el gerente de Quálitas indicó que deberá presentar la factura original, tarjeta de circulación y el código postal del conductor.

Sobre el precio de la póliza, los expertos señalaron que dependerá de factores como el modelo de la moto, el uso que se le da y de la misma compañía.

La CMO de Rastreator especificó que el rango de precios variará no sólo por las características anteriores, sino también por la compañía que emita la póliza, aunque en promedio se puede adquirir un seguro anual por 6,500 pesos, mientras que el gerente de Quálitas detalló que también influyen los riesgos que el asegurado contrata.

“Sí pueden variar los montos y el primer factor depende de la unidad, la suma asegurada y después cada uno de los riesgos que se contraten. Si el cliente compra para una motocicleta de alta gama, la cobertura completa tendrá un costo diferente a quien solamente contrata una póliza de responsabilidad civil que tiene un costo promedio de 1,000 pesos”, explicó.

Otro factor que influye en la contratación de la póliza es el uso que se le da al vehículo. Pilar García dijo que algunas compañías solicitan que la motocicleta sea para uso particular, ya que si se trata de cuestiones comerciales como repartidores de comida o mensajería requieren de otro seguro, y por ende, el precio es otro.

“Si se trata de una motocicleta para reparto de alimentos o sólo para ir al trabajo, varían los costos, además del riesgo, ya que no es el mismo peligro que va a rodar una persona que la usa por un par de horas que alguien que la usa más de 10 horas”, afirmó.

¿Motonetas también cuentan?

Aunque podría parecer igual, otro vehículo que también aumentó su demanda son las motonetas, y dependiendo de cada aseguradora pueden ser o no cubiertas.

El gerente de Qualitas indicó que estos vehículos también pueden asegurarse como motos y deben cumplir con las mismas características para ser aseguradas.

“Están catalogadas como motocicletas y entran en el parque vehicular como tales. Sabemos el auge que ha tenido este tipo de vehículo por la movilidad y la economía, para las personas cada día es más fácil tener acceso a una motoneta”, aseguró.