La temporada de fiestas terminó y una de las promociones que más utilizan los tarjetahabientes durante este periodo de tantas compras son los meses sin intereses. Sin embargo, puede suceder que el cliente incumpla con algunas de las condiciones impuestas al acceder a esta promoción y perder el beneficio prometido. Por ello, se deben conocer las posibles restricciones que aplican.

Irene Flores, editora de contenido de la plataforma de servicios financieros Coru, explicó que cuando se compra a meses sin intereses es responsabilidad del cliente preguntar las condiciones en las que opera, pues existen términos que pueden anular esta promoción.

Aclaró que en ocasiones la institución financiera puede no anular la promoción completa, pero sí cobrar los intereses generados por los pagos atrasados, lo que deriva en una compra más costosa que la de la oferta inicial.

“Algunos empiezan a pagar sus mensualidades bien y después comienzan a pagar en la fecha límite, pero en algún momento se les pasó o no la pagaron. Por ese atraso se puede anular la promoción de meses o cobrarle los intereses atrasados por ese impago”, detalló.

La editora indicó que, en caso de que el cliente se atrase sólo un mes en alguno de sus pagos parciales, el banco cobrará intereses por todo el resto de lo que le falta pagar e incluso los intereses generados.

Abundó que al atrasarse un cliente en uno de sus meses, este impago podría entrar al saldo revolvente de la tarjeta con la tasa de interés correspondiente.

“Cuando se falla un mes, el cliente sí podría pagar intereses por ese mes y por todo el resto de lo que le falta pagar si el financiamiento se pasa al crédito revolvente normal, En algunas ocasiones, incluso podría llegar a pagar interés retroactivo”, precisó.

En tanto, Joel Cortés, director de la plataforma digital especializada en medios de pago Kardmatch, explicó que algunos bancos incluyen el monto de la mensualidad de un plan a meses sin intereses dentro del pago mínimo con el que se tiene que cumplir, y algunos otros simplemente lo cargan al saldo de la tarjeta, por lo que el usuario es quien tiene la opción de liquidarlo. De lo contrario, puede formar parte del saldo revolvente, es decir, empezará a generar el cobro de intereses.

Detalló que en algunos casos, si el usuario deja de pagar el mínimo de su crédito, entonces el banco puede hacer exigible el pago de las mensualidades del plan que aún no han vencido, las cuales se volverán parte del saldo revolvente, y agregó que esto se estipula en los contratos de tarjeta de crédito.

“Es importante que los usuarios de tarjetas de crédito consideren lo anterior, pues cuando se toman varios planes a meses sin intereses al mismo tiempo el monto de las mensualidades puede exceder la capacidad de pago mensual y, de esta manera, terminar con una deuda que causará intereses a la tasa de interés regular de la tarjeta”, enfatizó.

¿Qué hacer si le invalidan esta promoción?.

En caso de que se encuentre en esta situación y el banco le invalide una promoción de meses sin intereses, la editora de Coru aseguró que puede llegar a un acuerdo con la institución en caso de que le pidan cubrir el pago total.

“Tendría que acercarse al banco a hacer la reestructuración necesaria o la negociación de los pagos. El cliente no va a volver a la promoción, el banco sólo va a reestructurar el pago, pero la promoción no volverá a aplicar”, aseveró.

Detalló que el banco notificará al cliente en el próximo pago a través de su estado de cuenta y le llegará por el monto total de la compra.

La editora indicó que un punto importante es verificar que la compra fue diferida a meses sin intereses al momento de recoger el ticket o comprobante, ya que si éste no lo indica podría haber problemas para hacer la reclamación posterior.

La especialista comentó que si quiere saber más sobre las cláusulas y términos de una promoción a meses sin intereses se puede revisar en las políticas del contrato de adhesión del artículo o servicio adquirido y también de la tarjeta.

[email protected]