Seguramente ha escuchado en los medios de comunicación cuando el Banco de México (Banxico) emite información sobre diversos temas que influyen en la vida económica del país, entre éstos el que concierne a su tasa de interés de referencia, que actualmente se mantiene en 8.25%; el próximo 15 de agosto, el banco central llevará a cabo su reunión de política monetaria, y expertos prevén que el organismo realizará un recorte en dicha tasa, pero ¿de qué manera impacta un recorte de la tasa de interés en nuestras finanzas?

De acuerdo con Marcos Neumann, vicepresidente de Servicio al Cliente en BBVA México, primero es importante entender lo que representa la tasa de interés del Banxico.

¿Qué es la tasa de interés?

“Para responder estas preguntas se debe poner en contexto la tasa de interés, que es, en términos generales, el porcentaje del monto del crédito que un banco cobra por prestar dinero o, en otras palabras, el costo que representa obtener dinero en financiamiento”, señaló.

Neumann destacó que, ante un escenario donde exista un recorte de la tasa de interés, si bien se puede contar con efectos positivos para los consumidores, también existen riesgos por parte de las empresas.

“Generar política monetaria es una balanza muy delicada, ya que un escenario de baja en las tasas de interés propicia el crecimiento de la economía, donde los créditos son más baratos y la gente consume más; sin embargo, los inversionistas llevarán su dinero a otro lado buscando tasas de rendimiento más atractivas”, dijo.

En este sentido, Carlos Lozano, director general de Nathal Actuarios y Consultores, señaló que, en el escenario donde la Junta de Gobierno del Banco de México decida recortar esta tasa, los efectos no se reflejan de manera inmediata para los consumidores.

“Tenemos que ver la velocidad, es decir, si el Banco de México, como es de esperarse, anuncia un recorte en su tasa de 8.25 a 8%, lo que pasaría es que esto no se reflejaría inmediatamente, lo deciden y entonces el precio de mañana sigue siendo el mismo, y probablemente esto se vea dentro de 15 días o un mes, entonces el efecto no es al momento”, explicó.

Tema que involucra a todos

Ambos expertos coinciden en que estas decisiones y la tasa de interés tienen un impacto directo en la finanzas de los mexicanos, ya que al contratar algún producto financiero, éste se rige con base en la tasa de interés que el Banco de México determina, por lo que, si un día decide contratar algún crédito hipotecario, personal o automotriz, es importante que verifique estos aspectos.

“En otras palabras, mientras más baja sea la tasa de interés, más personas estarán dispuestas a pedir dinero prestado para realizar compras, como de casas o automóviles. Esto puede crear un efecto dominó por el aumento del gasto en toda la economía”, aseveró Neumann.

En un caso concreto, Carlos Lozano ejemplificó cómo un producto, como la tarjeta de crédito, tiene impacto en este esquema de la baja de tasa de interés.

“Si un consumidor ya está pagando una tasa de 10 o 12% o mucho más por algún crédito, o como es el caso de las tarjetas de crédito, que son arriba de 30% anualizado, y en este contexto el Banco de México baja la tasa de interés, esto no se aplicará al instante, por lo que si sigue haciendo compras a crédito, será hasta las últimas compras donde se pueda ver cierto beneficio”, comentó.

Este panorama no debe verse como algo negativo, ya que se involucrarían aspectos que conciernen a beneficios para el país.

“Si baja la tasa, es probable que se incremente la inversión productiva; es bueno que el país tuviera tasas bajas porque se estimularía de una u otra forma productividad”, añadió.

Cultura financiera, necesaria

Lozano indicó que debe existir un mayor acercamiento por parte de los consumidores hacia el banco central, esto con el objetivo de formar un conocimiento que les permita tomar mejores decisiones a la hora de elegir algún producto financiero, así como al momento de saber cómo administrar sus finanzas.

“La verdad es que la gran mayoría de la población no lo hace porque está esperando el resultado final que es el que le da su banco, su casa de Bolsa, su aseguradora, su afore, en ése se fijan, lo que trae como resultado que después no entienden todos estos movimientos”, expuso.