Los meses sin intereses son un esquema de pago que los establecimientos ofrecen con la ayuda de los bancos emisores de tarjetas de crédito, los cuales son aprovechados por los usuarios, quienes deben comparar y cumplir con los pagos para evitar imprevistos.

La plataforma digital interactiva, Kardmatch, señaló que los negocios y bancos acuerdan los detalles de la promoción para que el usuario adquiera bienes o servicios con mensualidades fijas, que van desde tres a 48 meses.

En un comunicado, la firma explica que este tipo de promociones son las más populares en el país y, según el Banco de México, han crecido 100% en los últimos cinco años, pues para los comercios es una manera de aumentar el número y monto promedio de sus ventas.

En tanto, para el consumidor es una manera de financiarse con certidumbre, pues sabe de antemano cuánto pagará de manera mensual.

Sin embargo, la firma advirtió que algunas veces los establecimientos elevan el precio de sus productos o dan uno diferente dependiendo de la forma de pago. Por eso es importante que, antes de aceptar las promociones, se asegure que el precio sea el que se ofrece en el mercado.

En el caso de que el tarjetahabiente se retrase un mes en el pago, lo más probable es que se anule el plan de pagos a meses sin intereses y lo que falta por pagar pasará a la deuda normal de la tarjeta de crédito, aplicando la tasa de interés correspondiente, señaló.