Seguramente en algún momento al solicitar cualquier tipo de crédito ha oído hablar del Buró de Crédito o Círculo de Crédito; ambas son sociedades de información crediticia, empresas privadas que reciben la base de datos de las entidades que otorgan préstamos y la transforman en historiales crediticios con el fin de administrar riesgos que puedan correr las instituciones financieras, comercios o de servicios diversos.

De acuerdo con una encuesta realizada por ComparaGuru.com, y la empresa de estudios de mercado Brad.Feebbo, en nuestro país, 70% de las personas aseguró tener una calificación regular en el Buró o Círculo de Crédito, mientras que el resto (30%) tiene una calificación mala.

Asimismo, la comparadora de servicios financieros especificó que 65.5% de los mexicanos conoce cómo son las calificaciones en el Buró y Círculo de Crédito mientras que 34.5% no las conoce.

“Uno de los tantos mitos que existen es que si uno se encuentra en Buró es porque no ha pagado algo, eso no es cierto, en realidad todas las personas que hemos tenido algún tipo de deuda con alguna institución estamos ahí, incluso si hemos hecho alguna solicitud para algún crédito y no fue aprobado, estamos ahí”, refirió Bernardo Prum, director comercial en ComparaGuru.com.

El directivo señaló que estar dentro de la base de datos de estas empresas puede ser bueno, ya que, de ser puntual en los pagos de las deudas que se tiene, pude ser sujeto a créditos con mejores condiciones.

Bernardo Prum comentó que en ocasiones pueden existir errores en su Reporte de Crédito del Buró o Círculo de Crédito lo cual se debe a diversas razones, ya sea por un pago a destiempo que está seguro de haber realizado o por alguna persona que se tenga el mismo nombre y apellido que usted y ésta posee una deuda. Por ello, lo más recomendable es revisar, al menos una vez al año, su historial crediticio y en caso de detectar algún error, presentar la reclamación correspondiente.

En México, los principales problemas que tienen las personas con el Buró o Círculo de Crédito son: el adeudo se ha liquidado, pero no se ha actualizado la información (22.5%), error de la tienda o banco al reportar a la institución crediticia (27%), casos de homónimos, es decir, personas que tienen el mismo nombre y apellidos, pero que tienen adeudos (7.5%) y otro tipo de problemas (21 por ciento). Sólo 22% de los mexicanos aseguró no librar ningún problema con el Buró o Círculo de Crédito.

Recuerde que si no está de acuerdo con algún dato o registro, puede presentar una reclamación ante la sociedad de información crediticia correspondiente o en alguna oficina de La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Para presentar una reclamación ante el Buró de Crédito en caso de algún error en su historial crediticio es necesario que tenga a la mano su Reporte de Crédito Especial con una vigencia no mayor a 90 días, una identificación oficial: INE, pasaporte vigente o FM2 en caso de extranjeros y documentos que respalden la reclamación como pueden ser estados de cuenta, comprobantes de pago, entre otros.

Debe ingresar a la página web de Buró de Crédito, despliegue la ventana de productos consumidores y dé clic en Reclamaciones.

Capture los datos que le solicitan: nombre completo, RFC, folio de consulta de tu Reporte de Crédito Especial y el número de cuenta de algunos de los créditos activos que se tengan.

En un tercer apartado tendrá que indicar el medio por el cual se desea recibir la respuesta de la aclaración: correo electrónico, fax, oficina de atención a clientes o correo certificado.

En el cuarto paso deberá presentar el motivo de la aclaración. Puede solicitar la modificación de los siguientes datos: Datos personales como nombre, RFC y fecha de nacimiento, domicilios particulares o de trabajo. También podrá modificar o eliminar algún crédito que aparezca del cual no es acreedor o tenga alguna relación.

El mismo portal indica que mientras la reclamación está en proceso, aparecerá la leyenda “Registro Impugnado” en el crédito correspondiente.

“Aquí el proceso ideal sería que acuda directamente a Buró o Círculo de Crédito. ¿Qué hacen estas instituciones de información crediticia? Tienen 29 días naturales para, uno: aceptar y cambiar el error, y dos: decirle que lo que presenta no es correcto y estipular por qué la reclamación no es efectiva (...) En caso de que sigamos inconformes podemos ir con la Condusef”, abundó.

Tanto la Condusef como Bernardo Prum manifestaron que conocer el score o puntaje que otorgan tanto el Buró como Círculo de Crédito es fundamental para saber el estado de nuestras finanzas. El historial crediticio nos da un parámetro para medir nuestro comportamiento de pago y detectar a ciencia cierta qué tantas deudas tenemos y cuál es su estatus.

Por último, la comisión recordó que ninguna entidad financiera, independientemente de las Sociedades de Información Crediticia, o página web puede borrar a las personas enlistadas dentro del Buró de Crédito, como lo prometen muchos sitios en la red.

“No se deje engañar por estas personas, ni por sitios en Internet que se hacen pasar por el Buró de Crédito o prometen sacarlo del mismo, con la finalidad de obtener algún beneficio económico”, puntualizó.