Surtir nuestra despensa es todo un reto. Buscamos los productos que necesitamos en ofertas y precios accesibles para ayudar a nuestro bolsillo.

Existen algunos artículos que nuestra familia consume de manera recurrente y por ello se acaban rápidamente, por lo que nos cuestionamos si comprar en volumen o en cantidades más grandes puede ser una opción para evitar adquirir constantemente ese insumo, que puede representar un nuevo gasto.

Una opción pueden ser los clubes de precio, que son una alternativa para realizar compras por mayoreo, y con ello evitar las constantes idas al supermercado.

¿En qué le conviene?

Este tipo de establecimientos están diseñados para aquellos consumidores o empresas que adquieren productos en grandes cantidades y venta al mayoreo, además de contar con una exhibición distinta a los supermercados, con precios al costo, según la definición de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Una de las características de este tipo de compras es que generan un rendimiento que se puede traducir en dinero y tiempo en beneficio de las familias y los negocios, explicó Javier Andrade, vicepresidente de Compras de Sam’s Club México.

“Estoy totalmente convencido de que comprar en volumen genera ahorros importantes para los consumidores, sus familias y negocios. Los productos y presentaciones están diseñados para entregar el mayor valor posible y de esta forma asegurarnos de mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas”, aseguró el directivo.

La intención de comprar por volumen es buscar un beneficio, principalmente en el precio, comentó Israel Gudiño, customer experience & commerce VP México de la División de Insights de Kantar.

Indicó que otra de las ventajas de comprar en grandes cantidades es que le ofrezcan al cliente más producto e incluso presentaciones que tengan más cantidad de regalo, lo que también representa un ahorro para los consumidores.

Uno de los requisitos fundamentales para entrar a estos comercios es contar una membresía anual, la cual permite efectuar la adquisición de productos en cada visita. Algunas tiendas como Sam’s Club ofrecen membresías adicionales sin costo, lo que también representa un punto más a su favor.

Esto puede representar una ventaja, ya que la puede compartir con sus familiares o amigos.

Incluso tiene la posibilidad de ponerse de acuerdo con ellos para adquirir productos como papel higiénico, aceite o mayonesa y después dividirlo.

Sin embargo, comprar de esta forma no siempre se traduce en un beneficio. En el caso de algunos productos, no necesariamente son más baratos.

“Si un usuario, por ejemplo, quiere comprar una pasta dental, la puede adquirir en el súper, pero si compra el paquete en un club de precios es como si estuviera multiplicando por seis el precio que paga en el autoservicio. Dependerá mucho del consumo de cada familia”, alertó Gudiño.

¿En qué se tiene que fijar?

Antes de comprar al mayoreo o en cantidades muy grandes, es importante que haga una lista o inventario de aquellos artículos que planea adquirir de esta forma.

El especialista de consumo agregó que lo anterior es para analizar qué productos conviene comprar en formatos más grandes, para no tener una frecuencia de compra tan alta y regresar cada determinado tiempo al súper o a una tienda a surtirlos.

“El cliente tiene la posibilidad de tener un empaque de productos que le puede rendir hasta un mes o más. Se debe detectar qué productos son los que más se consumen dentro del hogar o se terminan más rápido. Quizá es conveniente llevar al hogar empaques más grandes y que no ameriten estar yendo a cada rato al súper”, dijo.

Otra forma inteligente de saber si le conviene es comparar los precios entre las tiendas físicas y por Internet, para saber si existe una diferencia notoria entre ambos.

De igual forma, al momento de estar en los establecimientos, cheque las cantidades que traen los empaques, si tienen un porcentaje extra o un artículo de regalo. Ello le permitirá saber si le ayuda a su bolsillo.

Una de las ventajas de comprar en estos comercios es que puede aprovechar las presentaciones de mayor tamaño, así como la caducidad de estos artículos, ya que suelen ser mayores que los productos de las tiendas o los supermercados.

Los más demandados

Papel higiénico, detergentes para ropa y leche en polvo se encuentran en los tres primeros lugares de los artículos más adquiridos en las tiendas de club de precios hasta marzo de este año, revelaron datos de la División de Worldpanel de Kantar.

Le siguen alimento para mascota, leche líquida y suavizante de telas que ocuparon el cuarto, quinto y sexto lugar, respectivamente.

También, entre los productos más demandados en este tipo de establecimientos, se encuentran pañales desechables, cereales, café y shampú.