Ya sea que prefiera usar su banco en el celular o computadora, la recomendación es tener cuidado con las contraseñas en ambos dispositivos, de preferencia que sean de alta seguridad y nunca compartir esa información.

La banca electrónica es una de las innovaciones más importantes del sector financiero en los últimos años. Gracias a su rápido desarrollo y evolución, las entidades financieras ponen este servicio a disposición de sus usuarios para que hagan cualquier operación de una manera más rápida y sencilla.

Como parte de los servicios que ofrecen las instituciones de manera digital, se encuentran la banca en línea, que permite realizar movimientos en el sitio web del banco, y la banca móvil, que opera a través del celular, de esta forma los clientes cuentan con ambas opciones para acceder al sistema online y revisar sus cuentas, solicitar y pagar créditos y administrar sus tarjetas, entre otras operaciones.

Cifras de la Asociación de Bancos de México (ABM) revelan que de enero a agosto de este año, se realizaron 1,048 millones de operaciones de banca por Internet, lo que significa un crecimiento de 21% a comparación con el 2020.

Aunque la creación de estos servicios digitales ha ayudado a agilizar trámites y procesos, existen semejanzas y diferencias entre ambos que pueden ayudar a los usuarios a decidir qué opción les conviene o facilita al momento de hacer cualquier operación o movimiento financiero.

En la práctica, la principal diferencia entre la banca móvil y por internet es que la primera permite realizar operaciones bancarias al alcance de su mano utilizando sólo su teléfono inteligente; mientras que en la segunda sólo lo puede hacer al ingresar al sitio web oficial del banco.

A decir de Joel Cortés, director de la plataforma financiera Kardmatch, la implementación de la banca digital se ha dado por etapas, en un inicio la manera de hacer transacciones migró a través de la banca online y una vez que llegaron los dispositivos inteligentes, se volvió una necesidad hacer operaciones a través del celular.

Puntos en común

Entre las semejanzas que comparten este tipo de servicios es que se puede acceder a ellas las 24 horas del día, los siete días de la semana, ambas permiten consultar saldos y movimientos, solicitar estados de cuenta, realizar pagos de servicios, transferir dinero entre cuentas de la misma institución o de otros, solicitar otros productos o servicios financieros, e incluso invertir.

“En la mayoría de los casos se accede a las mismas funcionalidades nada más con diferentes interfaces, pero estás sobre el mismo sistema. Las operaciones son las mismas, los límites, los montos prácticamente son los mismos”, señaló el director de Kardmatch.

Diferencias sutiles

Sin embargo, una de las diferencias principales es los horarios para usar estos servicios. De acuerdo con el Banco de México, aunque cada banco diseña sus servicios de banca electrónica, en el caso de la banca por Internet se pueden hacer movimientos cualquier día hábil bancario, desde las 6:00 de la mañana hasta las 5:30 de la tarde; mientras que en la banca móvil se pueden hacer las 24 horas, todos los días del año. Lo que puede ser una limitante si se requiere un pago o transferencia urgente.

De acuerdo con Joel Cortés, otra diferencia es que cuando el usuario accede a su cuenta a través de una computadora debe validar que es el titular de ésta, regularmente a través de un dispositivo token; mientras que en el caso de la banca móvil, el mismo dispositivo funciona como token, por lo que el celular está ligado a la cuenta bancaria y ya no necesita un tercer dispositivo para verificar su identidad. En ocasiones ese dispositivo debe solicitarlo al banco para que se lo asignen y activen.

Además, la banca en línea sólo permite operaciones a través de una computadora de escritorio o fija lo que hace que sea un poco difícil o complejo realizar transacciones en cualquier lugar; en cambio con la banca móvil sólo debe ingresar a través de su dispositivo.

Cuide su información

Ya sea que prefiera usar su banco en el celular o computadora, el experto hizo énfasis en siempre tener cuidado sobre su información personal.

Recomendó tener cuidado con las contraseñas en ambos dispositivos, de preferencia que sean de alta seguridad poniendo mayúsculas, minúsculas y números; de igual forma nunca compartirlas.

montserrat.galvan@eleconomista.mx