Ya sea que venga de vacaciones, que necesite un hogar para una estadía de negocios o simplemente necesita de un lugar por un breve periodo, un inmueble amueblado es un gran atractivo, pero quizá no sepa por dónde empezar a comparar sus opciones.

Ésta se trata de una modalidad no muy popular, aunque muy útil en circunstancias específicas , considera el portal inmobiliario Propiedades.com que, junto a diversos especialistas, preparó una serie de rubros que debe considerar si le interesa rentar de esta manera:

1.- ¿Qué debe tener un departamento amueblado? A decir de Cecilia Aguilar, directora general de M Habitat, los muebles básicos que encontrará en un departamento amueblado son la estufa, el refrigerador y desde luego una cama y buró.

Generalmente se ofrece horno de microondas, licuadora y tostador, pero puede tener más, como una cafetera o platos. En la sala puede haber un sofá y una mesita de centro o comedor , refirió.

2.- ¿Dónde hay departamentos amueblados? Es común encontrar estos espacios en zonas de oficinas como Santa Fe, Roma, Polanco y Condesa, agregó Aguilar.

Por su parte, Vanessa Manzur, asesora inmobiliaria certificada y diseñadora industrial, destacó que estos espacios se ofrecen para personas que vienen del extranjero o de otros espacios, por lo cual es posible encontrarlos cerca de universidades, como opción de vida de los alumnos, y de hospitales, para estudiantes de medicina. También es una buena opción para personas que planean vivir poco tiempo en una ciudad o una zona.

3.- ¿Qué piden? Al igual que en cualquier inmueble en renta, explica el sitio, deberá firmar un contrato que incluirá la descripción de los muebles y equipamiento.

Se anexa al contrato un inventario con las características de cada mueble, tamaño del colchón, e inventario fotográfico. Ese anexo lo firman las dos partes , explicó Marilú Aristoy, asesor inmobiliario certificado.

4.- ¿Cuánto va a pagar y por cuánto tiempo? Aristoy explicó que en ocasiones estos espacios pueden ser más caros comparados con espacios vacíos en la misma zona, principalmente si está acondicionado con artículos nuevos o en buen estado.

Por lo general son más costosos, y regularmente duran un año aunque podrían llegarse a un acuerdo si se quiere menos , añadió Cecilia Aguilar.

5.- Cheque si le conviene. Al igual que con cualquier otra propiedad en renta, revise si ésta se adapta a su estilo de vida y a su presupuesto. Revise los servicios que ofrece la colonia y la cercanía con su trabajo o escuela para que este lugar se convierta en tu hogar , coincidieron los expertos.