En los últimos años, el mercado inmobiliario ha evolucionado en su oferta de productos, y a su vez, en sus tasas de interés. Al comparar los productos que este sector ofrece, el panorama es distinto, incluso si compró su casa mediante un crédito hace más de 10 años, y lo equipara con los productos disponibles hoy en día, podrá notar que éstos han mejorado.

De acuerdo con la Asociación de Bancos de México, actualmente 25% de la población en México cuenta con un crédito hipotecario, cuyo valor asciende a 2,500 millones de pesos.

En este sentido, el refinanciamiento hipotecario es una de las herramientas que también auxilia a los consumidores, ésta tiene como objetivo el cambio de banco o institución con el que tiene su crédito hipotecario a otra entidad financiera con mejores condiciones crediticias, por ejemplo un banco, el Infonavit o el Fovissste.

Los préstamos para comprar una vivienda tienen una tasa de interés promedio de 10.4%, la cual se ha mantenido en los últimos años. Esto le brinda una buena oportunidad para aprovechar las múltiples opciones que da el mercado, como la portabilidad bancaria.

A través de un comunicado, Bacompara indicó que al realizar un refinanciamiento hipotecario puede ayudarlo a ahorrar entre 10 y 20% de su hipoteca. Por ello es importante que tome en cuenta cuatro puntos importantes si piensa refinanciar su hipoteca.

En primer lugar, identifique los costos actuales de su hipoteca, es decir, las tasas de interés, Costo Anual Total (CAT) y comisiones. El refinanciamiento tiene como premisa mejorar sus condiciones y costos actuales.

La comparadora de créditos hipotecarios en línea señaló como segundo punto acercarse a un experto financiero que le ayude a valorar opciones. Por ejemplo, si inició con un crédito de Infonavit que tiene más de 10 años, podrá ahorrarse hasta 40% de su deuda actual cambiando a un banco.

El tercer punto a considerar es que debe comparar todas las variables como el CAT, la suma total de las mensualidades que restarían, comisiones del banco, gastos notariales y de trámites que deberá realizar. Éstos pueden variar entre las instituciones, pero debe tenerlo en cuenta y realizar un análisis completo para elegir la mejor opción.

Finalmente, el cuarto punto que sugiere Bancompara es considerar el factor tiempo. Si bien éste puede ser más rápido que cuando obtuvo su primer crédito, es un proceso que lleva determinado tiempo por las instituciones involucradas.

“Uno de los beneficios de la portabilidad bancaria es que los mexicanos no tienen que estar atados hasta el final de su crédito hipotecario. Si éste deja de ser funcional puede buscar nuevas opciones en el mercado que se alineen mejor con sus necesidades y capacidades de pago, además de significar un ahorro, por ser productos más competitivos. El informarse y comparar siempre es la mejor combinación que debe tener en cuenta si busca un refinanciamiento hipotecario”, comentó Julio Sánchez Azcarate, fundador de Bancompara.