La compañía telefónica estadounidense AT&T aplicará un cobro extra anual de 225 pesos a aquellos usuarios que adquirieron su equipo en pagos, a partir del próximo 1 de noviembre.

En un comunicado publicado en su página de internet, la telefónica explicó que los usuarios verán aplicado este nuevo “cargo por equipo diferido” cada año, mientras se tenga contratado un plan con equipo en pagos mensuales.

Especificó que los planes en los que aplica el nuevo cobro son los AT&T Consíguelo/Compártelo.

Este cobro también aplicará para usuarios con menos de un año de permanencia con un contrato de este tipo. De acuerdo con AT&T, el monto se cobrará como correspondiente al periodo 2019-2020.

A manera de retribución, AT&T abonará 1 GB extra de datos de navegación cada vez que se realice el nuevo cargo.

Respecto a la razón de este nuevo cobro, la empresa estadounidense señaló que se debe a diferentes condiciones y factores del mercado de telecomunicaciones en nuestro país; sin embargo, no indicó una causa en específico.

“Nuestra estrategia de negocio depende de las condiciones actuales del mercado mexicano y no se da por un solo factor. Se toman en cuenta muchos aspectos de la industria, que se analizan con cuidado”, expuso.

AT&T hizo hincapié en su avance a través de México, señalando que casi 100 millones de habitantes tienen acceso a su red 4G LTE.

Además de eso, la operadora móvil mencionó que fue la primera en ofrecer pagos de hasta 36 meses sin la necesidad de contar con historial crediticio, situación que incrementó el porcentaje de población con un dispositivo móvil.