Cancún, QR. No es necesaria la inclusión de la zona libre de Chetumal en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 para que se lleve a cabo esta iniciativa presidencial, sin embargo, depende de los resultados que se obtengan en la región norte para definir si es viable replicarlo en la frontera con Belice, aseguró Arturo Abreu Marín, delegado estatal de Programas Estratégicos de Desarrollo del gobierno federal en Quintana Roo.

“Depende de cómo funcione el tramo grande de frontera en la zona norte; si funciona bien, se decidirá aplicarlo en la zona sur, en Chetumal específicamente”, dijo.

Insistió en que no se necesita presupuesto, ya que es una decisión presidencial que estará basada en los resultados que está teniendo esta misma medida en el norte del país.

“La no inclusión en el Plan Nacional de Desarrollo no anula ni cancela la posibilidad de que se lleve a cabo”, afirmó.

En ese sentido, Luis Alegre Salazar, presidente de la Comisión de Turismo en la Cámara de Diputados, mencionó que la aplicación de los incentivos fiscales que implica la zona franca son decretos que no requieren estar incluidos en algún documento para poder materializarse.

“Está vigente la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador; no hay ningún indicio que nos haga pensar que se cancele esta medida; sólo hay que esperar al año entrante para que el presidente cumpla con su palabra”, refirió.

Importancia

José Luis Minguer, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Chetumal, aseveró que el establecimiento de la zona libre es fundamental para consolidar las potenciales inversiones que han mostrado interés por instalarse en la capital de Quintana Roo.

A partir del anuncio de López Obrador sobre el otorgamiento de incentivos fiscales en la frontera con Belice (impuesto al Valor Agregado de 8% y sobre la Renta de 20%), distintas cámaras empresariales se dieron a la tarea de contactar inversionistas que aprovecharan esas oportunidades estableciéndose en Chetumal, aunque al no incluirse este proyecto en el PND, el dirigente patronal aseguró que se complica la consolidación de dichos emprendimientos.

“Chetumal puede y debe transitar de una economía basada en el turismo y los servicios a una economía basada en la industria, las exportaciones y el comercio, dada su situación geográfica y la conectividad que ofrece el Aeropuerto Internacional de Cancún, la cual se verá complementada una vez que entre en funciones el Tren Maya”, expuso.

Ese potencial ha sido visualizado por representantes de la industria de la transformación y la maquila de los giros textil, agroindustrial y la proveeduría de alimentos y bebidas, los cuales ven en la hotelería de Cancún y la Riviera Maya una enorme oportunidad de negocio, dijo.

[email protected]