Cancún, Qroo. El desarrollador de parques temáticos Grupo Experiencias Xcaret apostará fuerte por el sector hotelero, con dos complejos que sumarán 5,500 habitaciones en los próximos 20 años, en la Riviera Maya.

Además del desarrollo de Roca Selva, que fue anunciado en octubre pasado, la empresa alista el proyecto Ya Ax Uj-Luna Verde, los cuales, en conjunto, requerirán una inversión por 7,050 millones de pesos. Los permisos ambientales fueron sometidos a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat)

Ya Ax Uj-Luna Verde

Este megadesarrollo implicará una inversión por 5,800 millones de pesos. Se trata de un complejo que comprende 4,500 habitaciones, distribuidas en siete hoteles de lujo, que estarán en terrenos aledaños al parque Xcaret, el primero que la empresa desarrolló en el Caribe mexicano.

Es el proyecto que más recientemente ingresaron a evaluación ambiental a la Semarnat, el pasado 18 de diciembre.

En la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) se expone que el complejo se desarrollará sobre una superficie de 72 hectáreas, a la altura del kilómetro 282 de la carretera Chetumal–Puerto Juárez, es decir, en terrenos cercanos al parque temático.

De la superficie total, Grupo Xcaret necesita que le autoricen el cambio de uso de suelo en 35 hectáreas, que es el total de área verde que será afectada por la construcción de los siete inmuebles.

Roca Selva

Este proyecto consiste en dos hoteles de 600 y 400 habitaciones, un centro de convenciones, una zona comercial, un canal artificial y un área de infraestructura, según se lee en el proyecto ejecutivo consultado por El Economista, que fue ingresado en octubre del año pasado a evaluación ambiental.

El terreno donde se ubicaría tiene una superficie de 32.7 hectáreas y se localiza en el municipio de Solidaridad, a 400 metros del parque Xcaret y a 1,500 de la Industria Calica, aproximadamente.

Carlos Constandse, director general del grupo, aseguró que la tramitación de los permisos está en etapa preliminar, pues la empresa está por definir si los proyectos será financiados con recursos propios o buscarán socios para emprenderlos; tampoco definen aún las marcas y las cadenas que operarán sus nueve hoteles.

Lo único claro hasta el momento, es que las primeras 1,000 habitaciones comenzarán a construirse en el 2018, en caso de que cuenten con la aprobación que se requiere por parte de la autoridad federal de corte ambiental.

[email protected]