El gobierno de Baja California pretende que el turismo actúe como efecto multiplicador en las actividades económicas del estado, así como aprovechar los proyectos federales que hay para la región de la frontera norte, detalló el titular de la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST) de la entidad, Mario Escobedo Carignan.

En entrevista con El Economista, el funcionario explicó que al ver que el turismo es una de las actividades más importantes para la economía estatal, participando con más de 10% en su Producto Interno Bruto, se tomó la decisión de que éste impulse al resto de giros económicos, tales como el manufacturero exportador, agroindustrial, aeronáutico y biomédico.

Destacó que la administración estatal a la que pertenece llegó el pasado 1 de noviembre, en donde se efectuó un estudio de manera previa para ver las áreas de oportunidad con las que cuenta la entidad, así como la identificación de las de debilidades, “se necesita mejorar las condiciones de vida de los habitantes”.

“Somos un nuevo gobierno, llegamos el pasado 1 de noviembre, y la nueva dinámica que estamos implementando, en efecto de políticas públicas de desarrollo económico y social, es impulsar al turismo, pero que éste busque potencializar otros sectores. El turismo nos ayudará en captar inversiones y a más empresarios”, indicó el titular de la SEST.

Para ello, detalló que se reforzará al sector turístico, haciendo énfasis en las ramas de reuniones y negocios: “Lo que se quiere es atraer a más grupos empresariales y mostrarles las áreas de oportunidad que hay en el estado”.

De igual forma, refirió que en este año, por el programa Zona Libre de la Frontera Norte, han llegado empresarios internacionales y por lo mismo, espera “que ellos se unan al turismo de negocios”.

“Las diversas ramificaciones turísticas, de las cuales destaca la de reuniones, permitirán que lleguen inversiones a los sectores industriales y tecnológicos que hay en el estado”, acotó.

“A encomienda del gobernador, Jaime Bonilla Valdez, queremos unificar todas las actividades económicas y hacer una verdadera cadena de valor, por ejemplo, queremos que la zona libre atraiga inversiones y también ayude a que el turismo de reuniones se levante. Vamos a estar impulsando esto con otros proyectos, la actividad turística nos debe ayudar en impulsar proyectos”, manifestó.

El programa federal empezó su aplicación desde el pasado 1 de enero en los 43 municipios fronterizos con Estados Unidos (están los cinco municipios de Baja California), en los cuales se ofrecen beneficios al desarrollo como la reducción del pago del Impuesto al Valor Agregado a 8% y del Impuesto sobre la Renta a 20%, el incremento del salario mínimo regional al doble y la homologación del precio de los combustibles con los de la Unión Americana.

Comercio exterior

Escobedo Carignan señaló que se estarán apoyando a las empresas ubicadas en la entidad —ya sea de origen nacional o extranjero— así como de la infraestructura —aeropuertos y carreteras—, a fin de aumentar las exportaciones.

Entre esta serie de apoyos, destacó que estarán haciendo énfasis hacia la industria automotriz y su cadena de suministros.

“Baja California ocupa el cuarto lugar en exportaciones industriales a nivel nacional, lo que buscamos es fortalecer a nuestras empresas locales y aumentar la Inversión Extranjera Directa, no solamente queremos ser el estado que más crezca económicamente, queremos ser el que ofrezca la mejor calidad de vida, hay mucha pobreza, queremos desarrollo social”, dijo.

El secretario aseguró que actualmente hay más de 900 establecimientos de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación, situando a la entidad como primer lugar nacional, “esto será un punto esencial para potencializar más las exportaciones”.

“Es importante aprovechar la zona libre, este programa federal nos está beneficiando, el turismo también nos debe ayudar a aumentar las exportaciones. Una de las grandes ventajas que hay es la coordinación que se está dando entre los gobiernos, federal, estatales y municipales. Hay diálogo y coordinación”, añadió.

Sobre la infraestructura, aseveró que Baja California cuenta con dos aeropuertos internacionales en Tijuana y Mexicali, así como el puente binacional Cross Border Xpress; “se busca hacerles mejoras”.

El Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura con el Sector Privado prevé una inyección de recursos para el Aeropuerto Internacional de Mexicali y el Aeropuerto Internacional de Tijuana, con 361 millones y 3,449 millones de pesos, respectivamente; las obras serían en el 2021. Para el puerto de Ensenada se proyectan 1,336 millones de pesos en la ampliación de la Terminal de Contenedores.

Más hoteles

Mario Escobedo puntualizó que para el cierre de este 2019 y en el transcurso del 2020 “vienen buenas noticias para el sector turístico”; sin revelar las cifras de inversión, expresó que se espera en los siguientes cuatro años la llegada de más de 30 hoteles nuevos.

Sobre las actividades que habrá para este diciembre destacan el avistamiento de ballenas y nado con tiburones.

[email protected]