En julio del 2017, la dinámica de los precios del transporte fue uno de los factores que provocaron que la inflación anual en el país, de 6.44%, alcanzara su nivel más alto desde diciembre del 2008 (6.53 por ciento).

Por objeto de gasto, los precios al consumidor se dividen en ocho índices, cuyas tasas se comportaron de la siguiente manera: transporte, 11.30%; alimentos, bebidas y tabaco, 9.00%; otros servicios, 6.05%; salud y cuidado personal, 5.74%; muebles, aparatos y accesorios domésticos, 5.42%; educación y esparcimiento, 4.44%; ropa, calzado y accesorios, 4.15%, y vivienda, 2.83 por ciento.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), este grupo se concentra en 17 subíndices, donde los mayores aumentos se observaron en transporte por cuenta propia (13.31%), alimentos (9.54%), transporte público (7.22%), accesorios y artículos de limpieza para el hogar (6.73%) y cuidado personal (6.12 por ciento).

En el transporte de cuenta propia, las variaciones anuales de los precios más elevadas fueron en gasolina de alto octanaje (22.17%), gasolina de bajo octanaje (18.17%), acumuladores (8.79%), adquisición de automóviles (7.95%), compra de bicicletas y motocicletas (7.37%), neumáticos (7.04%) y servicio de estacionamiento (6.12 por ciento).

Al respecto, Raymundo Tenorio Aguilar, especialista del Tecnológico de Monterrey, comentó que el impacto por el incremento en hidrocarburos y las fluctuaciones que se había observado en el tipo de cambio presionaron al alza los precios y derivaron en ajustes por parte de los productores que terminaron trasladándolos a los precios de mantenimiento, refacciones y otros servicios.

Por su parte, el analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Kristobal Meléndez Aguilar, precisó que el transporte se vio más afectado por ser más sensible al aumento en el costo de la gasolina.

En este sentido, las ciudades del país que mostraron las mayores tasas de inflación anual del transporte en julio fueron Ciudad Acuña (Coahuila), con 21.10%; León (Guanajuato), 16.42%; Matamoros (Tamaulipas), 16.36%; Ciudad Jiménez (Chihuahua), 15.01%; Toluca (Estado de México), 14.85%, y Tijuana (Baja California), 14.83 por ciento.

Tenorio Aguilar expuso que en las ciudades del norte uno de los elementos que generó mayor impacto fue el tipo de cambio, que afectó los precios de insumos de productores, quienes terminaron transfiriéndolo a los consumidores, aunado al incremento en impuestos vehiculares.

Al otro extremo, los precios del transporte incrementaron en menor magnitud en Tampico (Tamaulipas), con 7.72%; Acapulco (Guerrero), 7.71%; Chetumal (Quintana Roo), 7.52%; Campeche (Campeche), 7.45%; Veracruz (Veracruz), 6.44; Tlaxcala (Tlaxcala), 6.32%, y Tehuantepec (Oaxaca), 4.61 por ciento.

El especialista del Tecnológico de Monterrey refirió que en las urbes del sureste las menores tasas respondieron a distintos hábitos de consumo -en comparación con las del norte-, además de distintas condiciones, como un menor tráfico vehicular.

Alto octanaje

Como se indicó anteriormente, dentro del transporte por cuenta propia, el objeto del gasto que reflejó la mayor alza de precios fue la gasolina de alto octanaje, con 22.17 por ciento.

El analista del CIEP explicó que este tipo de gasolina registró este comportamiento principalmente debido a las fórmulas que se calculan conforme al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de gasolinas, que resultaron en precios más altos.

De este bien, las 46 ciudades consideradas por el Inegi presentaron tasa de doble dígito, aunque las más afectadas fueron Ciudad Acuña, con 30.91%; Matamoros (27.34%); Tepatitlán (25.00%); Guadalajara (24.96%); Ciudad Jiménez (24.74%), y Monterrey (24.15 por ciento).

Raymundo Tenorio destacó que aún no hay competencia en la distribución de gasolina, por lo que los oferentes de gasolina se están yendo al margen superior de precio máximo que fija la Comisión Reguladora de Energía.

En el séptimo mes del 2017, las ciudades mexicanas con la mayor inflación general anual de los precios al consumidor fueron Ciudad Acuña (8.82%), Aguascalientes (7.81%) y Jacona (7.56 por ciento).

Meléndez Aguilar dijo que el alza en los costos del transporte por el aumento en los precios de gasolinas afectó en mayor medida a este tipo de ciudades, que, agregó, dependen más de la distribución de ciertos productos, que implica mayores costos de traslado de los bienes.

melania.delgado@eleconomista.mx