Monterrey, NL. Tijuana se ha convertido en el principal receptor de turismo médico en México, principalmente por la ubicación estratégica y el desarrollo de infraestructura necesaria para la actividad, aseguró Pedro Delgado Beltrán, director de Hospitality de Newmark Knight Frank (NKF) México. 

De acuerdo con datos la dirección de Turismo de Salud de la Secretaría de Turismo de Baja California, en el 2018 el estado recibió 1.7 millones de pacientes y acompañantes, de los 2.8 millones de visitantes que llegan en total, en su mayoría los turistas provienen de California y Arizona, en Estados Unidos, Canadá y del país. 

“Otros estados de la frontera norte de México vienen impulsando esta actividad como Ciudad Juárez, Chihuahua, y Reynosa, Tamaulipas; en ésta y otras ciudades se ofrece transportación gratuita para mover a pacientes desde la frontera a los consultorios médicos”, comentó Delgado Beltrán. 

Agregó que en Monterrey se ofrecen servicios médicos de calidad, incluso para turismo médico nacional, sin embargo, la condición de algunas ciudades que colindan con Estados Unidos facilita el desarrollo de la actividad, porque muchos cruces de los pacientes son peatonales. 

Actualmente, el turismo de salud dejó una derrama económica de 600 millones de dólares, de los 1,200 millones que recibió el estado de Baja California en el 2018. Este sector ha registrado un crecimiento entre 10 y 12% el año pasado, comparado con el 2017 y seguirá con esta tendencia en los próximos años, estimó. 

“Para los norteamericanos representa una atención médica de calidad en condiciones de economía y para las ciudades fronterizas mexicanas, ofrece oportunidades de crecimiento y desarrollo económico en el área de turismo de salud”, mencionó.  

El director de NKF México añadió que en el caso de turismo médico, Tijuana y Mexicali captan el mayor volumen, particularmente Los Algodones, una localidad de Mexicali donde hay más de 350 consultorios dentales que ofrecen servicio a pacientes de Arizona y California. 

A su vez, destaca el Pueblo Mágico de Tecate, en donde los servicios de bienestar (wellness/spa) son un referente mundial. Esta zona resulta atractiva para el estado de California por la biculturalidad que le da confianza a los pacientes, al hablar su idioma y tener intereses comunes, además de la calidez de los proveedores de servicios médicos, explicó. 

Factores detonantes 

La demanda de estos servicios de salud ha detonado la generación de negocios y con ello la inversión en otras ramas como hotelería, servicios turísticos, alimentos, comercio y esparcimiento en Baja California.  

Al cierre del primer semestre del 2019 se tienen registrados nueve hoteles terminados en Tijuana, otros más están en construcción y otros en etapa de planeación. Esta nueva inversión representa 3,500 cuartos adicionales en la oferta de la ciudad fronteriza y se estima que el monto de inversión acumulada en el sector hotelero es de 1,600 millones de pesos.  

Pedro Delgado Beltrán afirmó que en infraestructura y equipamiento para atender la demanda del turismo de salud, en Tijuana se han realizado inversiones cuantiosas para incrementar la oferta de espacios como consultorios, quirófanos, centros de especialidad, entre otros. 

“Dentro de las principales inversiones hay grupos nacionales e internacionales que suman más de 220 millones de dólares”, en proyectos inmobiliarios mixtos, así como de especialidades médicas, dijo el director de Hospitality de Newmark Knight Frank.