HR Ratings ratificó la calificación de “HR AA-” al municipio de Tijuana, Baja California, y mantuvo la perspectiva Estable.

De acuerdo con un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la ratificación de la calificación se debe al desempeño presupuestal esperado en el balance primario ajustado (BPA), lo que se traduciría en una disminución en las métricas de endeudamiento para los próximos ejercicios.

En 2021, el BPA mantendría un superávit de 2.0% de los ingresos totales (IT), ya que se espera un mayor dinamismo en los Ingresos de Libre Disposición (ILD), lo que sostendría el crecimiento del gasto corriente. Lo anterior, sumado a que no se considera financiamiento adicional, disminuiría la métrica de deuda neta (DN) a un promedio de 34.6% de los ILD del 2021 al 2023 (contra 35.6% proyectado anteriormente), mientras que el servicio de deuda (SD) se reduciría a un promedio de 2.5% de los ILD (contra 2.4% proyectado).

Menor gasto corriente

El reporte detalla que en el 2020 el municipio reportó un superávit de 1.5% de los IT en el BPA, donde se registró una reducción de 5.3% en los ILD por un menor dinamismo en los impuestos y en los derechos, lo cual fue compensado con la disminución de 2.0% en el gasto corriente para hacer frente a la contingencia sanitaria y a un mayor nivel de obra pública.

HR Ratings estimaba para el 2020 un superávit de 1.5% en el BPA, similar al resultado observado, a pesar de que los ILD fueron 2.6% menores a los esperados y que el gasto de inversión fue 21.0% mayor al estimado; no obstante, el gasto corriente fue 4.5% menor al proyectado.

Al cierre del 2020, la deuda total ascendió a 2,597.6 millones de pesos y está compuesta por cuatro créditos estructurados de largo plazo.

“Es importante mencionar que, en el 2020, la entidad llevó a cabo un proceso de refinanciamiento, donde se contrataron tres créditos con la banca comercial por un monto de 2,370.2 millones, destinados al refinanciamiento de dos créditos, con lo cual se obtuvo una mejora en la sobretasa y plazo promedio ponderado. Por su parte, la caída en los ILD incrementó la DN de 38.8% a 40.5% de los ILD del 2019 al 2020 (contra 40.6% proyectado). Derivado de la mejora en el perfil de amortización, el SD se redujo de 4.5% a 3.4% de los ILD del 2019 al 2020 (contra 3.1% proyectado”, añade la agencia.

De acuerdo con la evaluación de factores ambientales, sociales y de gobernanza, el factor gobernanza es superior debido a una adecuada planeación financiera y al dinamismo económico en el municipio, así como a un contexto político favorable.

estados@eleconomista.mx