La alcaldía de Tequisquiapan enfrenta pasivos que suman alrededor de 50 millones de pesos, 28% menos en relación con los 70 millones que heredó de la pasada administración.

El presidente municipal, Raúl Orihuela González, explicó que el monto actual corresponde a adeudos a proveedores, deuda pública ante el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y laudos.

De acuerdo con el edil, la deuda ante Banobras representa hasta 54% de la deuda global, dado que se mantiene en 27 millones de pesos.

Tenemos laudos, deuda a proveedores, una deuda con Banobras de 27 millones de pesos. Estamos pagando. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público nos dio una carta de recomendación de que estamos cumpliendo bien con la institución , declaró.

El alcalde informó que los laudos se han reducido de 20 a cinco; sin embargo, advirtió que constantemente se presentan nuevos. Se mantenían adeudos, se encuentra una empresa constructora, hospitales, farmacias e incluso una ferretería.

Orihuela González añadió que para hacer frente a los compromisos financieros del municipio, fue necesario hacer ajustes a la baja en el presupuesto designado a obras.

Al terminar el periodo esperamos tener una deuda mínima, porque para el desarrollo de Tequisquiapan hay cosas que no pueden parar; sí bajamos la obra pública, pero tampoco podemos engañar a la gente haciendo mucha obra o endeudando más el municipio , externó.

Inversiones

El municipio proyecta captar una inversión de $30 millones a través del establecimiento de tres nuevos hoteles. El presidente municipal confió en el arribo de más inversionistas, quienes observan potencial en la conformación de una zona conurbada entre San Juan del Río y Tequisquiapan.

[email protected]