La r egión del país con los niveles de ingresos más bajos de la población ocupada es la sur-sureste, integrada por Oaxaca, Guerrero, Veracruz, Chiapas, Yucatán, Tabasco, Quintana Roo y Campeche.

Al cierre del primer trimestre de este año, 51.7% de los ocupados de esta zona gana hasta dos salarios mínimos (160.1 pesos diarios y 4,802.4 pesos mensuales); le siguen, de forma descendente, centro, con 44.1%; centro – occidente, con 39.1%, y norte, con 32.5%, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El sur–sureste, en el periodo de referencia, cuenta con 11.2 millones de personas ocupadas; después del grupo que gana menos, continúa el de más de dos hasta tres salarios mínimos (16.2%), el que no recibe ingresos (11.9%), más de tres hasta cinco salarios (9.7%), no especificado (7.0%) y más de cinco salarios (3.5 por ciento).

Se clasifican en el rubro que no recibe ingresos tanto los trabajadores dependientes no remunerados como los trabajadores por cuenta propia dedicados a actividades agrícolas de subsistencia.

En el otro extremo se encuentra la región norte, con la población ocupada ubicada en los umbrales salariales más elevados. Esta zona se compone por Tamaulipas, Chihuahua, Nuevo León, Durango, Coahuila, Baja California, Sinaloa, Sonora y Baja California Sur.

De esta forma, 25.5% de los ocupados del norte ganan más de dos hasta tres salarios mínimos; 15.8%, más de tres hasta cinco salarios; 15.8%, no especificado; 8.0%, más de cinco salarios, y 2.5% no recibe ingresos.

En México, 41.9% de los 51.9 millones de ocupados percibe de remuneraciones hasta dos salarios mínimos, mientras 5.2%, más de cinco salarios.

Chiapas y BC, en los extremos

Por entidad federativa, a marzo de este año, los mayores coeficientes de la población ocupada que obtienen hasta dos salarios mínimos se observan en Chiapas (64.6%), Hidalgo (57.1%), Puebla (55.5%), Tlaxcala (55.3%), Veracruz (52.3%), Yucatán (51.5%), Oaxaca (50.2%), Campeche (48.2%) y Guerrero (47.7 por ciento).

En las relaciones más bajas de este rubro se encuentran: Baja California Sur (28.8%), Chihuahua (28.2%), Baja California (27.4%), Querétaro (27.3%) y Nuevo León (21.2 por ciento).

De los habitantes ocupados que no reciben ingresos, sobresale que las tasas más altas se repiten en los estados cuya población se concentra principalmente en el grupo de hasta dos salarios mínimos, a excepción de Yucatán y Campeche.

Ganar más de cinco salarios mínimos significa rebasar el horizonte de los 12,000 pesos mensuales. Las entidades con los porcentajes más elevados son: Baja California Sur (14.4% de sus ocupados), Chihuahua (12.5%), Ciudad de México (8.6%), Coahuila (8.5%), Sonora (8.4%), Nuevo león (7.7%) y Quintana Roo (7.6 por ciento).

No obstante, a nivel nacional este conjunto dibuja una pendiente negativa; considerando sólo el primer trimestre de cada año, la tendencia queda de la siguiente manera: 5.2% en el 2017, 5.9% en el 2016, 6.8% en el 2015, 6.9% en el 2014, 7.5% en el 2013, 8.2% en el 2012, 8.5% en el 2011 y 8.7% en el 2010.

De hecho, en el último año, se ocuparon 1.1 millones de habitantes, donde el mayor porcentaje pertenece a las personas con hasta tres salarios mínimos; 269,036 ocupados salieron del nivel que gana más.

En este tenor, 375,667 personas se agregaron en el apartado de no especificado y 252,104, en más de tres hasta cinco salarios mínimos.

Rotación en la industria automotriz llega a 50% anual

Querétaro, Qro. La industria automotriz local reporta una rotación anual de hasta 50.4% y mensual, de 3.5 por ciento.

Lo anterior, de acuerdo con información del Clúster Automotriz de Querétaro, refiriendo uno de los principales retos que enfrentan las autoparteras.

Este fenómeno impacta negativamente a las firmas, tanto en costos como en productividad, especialmente en los gastos que erogan para capacitación, identificó el presidente del clúster, Antonio Herrera.

Nos dimos cuenta de que tenemos un tema que afrontar: la rotación (...) vemos que está rotando mucho el personal en las industrias y eso para nosotras las empresas es un tema que tenemos que atender, porque es costoso y nos afecta un poco la productividad , pronunció.

El impacto en costo de capacitación es tanto para la empresa emisora como para la receptora del capital humano, dado que explicó tanto en la saliente como en la entrante se erogan recursos para la formación del trabajador que ingresa.

La rotación impacta mucho en los costos, porque cada vez que entra una persona nueva tenemos que capacitarla en la operación que va a desarrollar, entonces cada vez que alguien se va y lo sustituimos por alguien a esa persona tenemos que invertirle, si un trabajador se va de la empresa A hacia la B, las dos van a invertirle en capacitación , destacó.

Durante el proceso de aprendizaje, en que se implica al nuevo trabajador, la falta de experiencia operativa puede incidir en accidentabilidad, además de deficiencias en la calidad productiva.

La rotación de personal se observa como una de las áreas prioritarias a ser controladas, y para la cual los industriales desarrollan una serie de estrategias.

No es una alarma, pero sí un tema importante que estamos viendo que nos afecta a todos; por el crecimiento, esto es un fenómeno natural, eso es algo que tenemos que ir atacando , afirmó Antonio Herrera.

Salarios poco competitivos

La rotación de personal podría ser mayor ante la oferta de salarios que resultan poco competitivos en la región; si bien dentro del Bajío refirió el presidente Querétaro oferta los salarios más altos en la industria, el resto de las entidades tiene potencial para elevar sus sueldos y generar mejores ofertas laborales.

Al respecto, el clúster realizó una encuesta para identificar los salarios, derivando en que en el estado fluctúan entre 183 y 289 pesos por día.

Así lo explicó el director del Clúster Automotriz, Daniel Hernández Camacho, quien añadió que en esta industria los puestos operativos se fraccionan en cuatro niveles: entrada, intermedio bajo, intermedio alto y máximo salarial.

Frente a este panorama, el clúster queretano realizará un simposio especializado en recursos humanos, denominado Estrategias para la retención del talento, que se realizará el 14 de junio. A través de éste buscan que las empresas conozcan experiencias exitosas de aquellas compañías que han resuelto el problema. (Con información de Viviana Estrella)

[email protected]