El desabasto de agua es un problema único e irremplazable que afecta a la Ciudad de México, zonas conurbadas y entidades federativas, preocupación que llega de la mano con grandes retos como la falta de conciencia de lo importante que es el recurso natural, la falta de sostén financiero e infraestructura que permita tratar el agua residual, el crecimiento urbano poco previsible, así como inundaciones y un modelo institucional obsoleto a las demandas del sector.

Así lo refirieron especialistas durante la presentación de Agua Capital, organización que propone desarrollar soluciones basadas en la naturaleza para los retos de la seguridad hídrica del Valle de México.

Juan Pablo del Valle, presidente de Agua Capital, destacó que la plataforma tiene como objetivo combatir la sobreexplotación del acuífero, proteger y recuperar zonas de recarga a través de infraestructura verde, promover el uso eficiente de agua, planear soluciones que estén basadas en la naturaleza, así como fomentar la inversión e innovación para el tratamiento y reúso del agua residual tratada.

Mientras Ramón Aguirre Díaz, director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, mencionó que el desarrollo inmobiliario que representa 15% del Producto Interno Bruto nacional no estima la capacidad de abastecimiento de agua.

Por otro lado, Gustavo Alanís, presidente del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), refirió que no se está pensando en el sector agrícola e industrial, pues si bien existen políticas públicas, hace falta hacerlas funcionar, y así, en materia jurídica e institucionalidad debe valorarse su ineficiencia.

Por su parte, Marisa Mazari, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, destacó que es fundamental la conservación de las cuencas y bosques que rodean la Ciudad de México, por lo que urgió no olvidar el derecho humano a un recurso finito, ya que la sobreexplotación y el hundimiento del suelo pueden provocar efectos contraproducentes en la salud ambiental y pública.

En cuanto a la sobreexplotación, Aguirre Díaz dijo que “abastecer a la Ciudad de México ha sido sencillo”, pero cuando se trata de dar un servicio sustentable la capital tiene un mayor problema, ya que es la metrópoli con el consumo per cápita más alto del país.

Dentro de acciones que diversos especialistas propusieron para la seguridad hídrica del Valle de México, destaca respetar y cumplir las leyes y normas en materia de agua, ya que “muchas veces el cumplimiento es pobre o nulo”, señaló el presidente del Cemda, y en relación con los bosques agregó que se debe reconocer que hay reforestación ilegal, por lo que “hay que hacer esquemas de cero impunidad”.

Ramón Aguirre expuso que no se puede dejar de lado el tema de la conservación de los acuíferos, ya es importante resolver la cobertura de la calidad del agua, donde hay 53 plantas potabilizadoras, pero hacen falta más.

“Tenemos 50 años para resolver el problema, pero no habrá tiempo si hay una sequía”, indicó.

Desarrollo turístico

Continúan estudios para Presa La Boca

Monterrey, NL. El gobernador interino de Nuevo León, Manuel González Flores, informó que continúan los trabajos para desarrollar en materia turística la Presa La Boca en el municipio de Santiago. A la fecha se han destinado 100 millones de pesos para estudios de factibilidad.

Comentó que tuvieron una reunión con el director de la Comisión Nacional del Agua, Roberto Ramírez de la Parra, para que les otorguen la concesión de la presa y poder trabajar alrededor de ésta, “siempre y cuando no eliminemos los objetivos primordiales, que es usar el agua para consumo humano”.

Por otra parte, se está realizando un análisis de las propiedades alrededor de la presa para definir qué actividades son factibles de desarrollar.

“El estado destinó 100 millones de pesos para todos esos estudios y proyectos alrededor de la presa (...) Durante todo este año estaremos pensando en definir perfectamente bien cuáles son las zonas que queremos comprar, delimitar, desazolvar”, ahondó el mandatario.

Cabe mencionar que el proyecto para la presa pretende crear un parque metropolitano para mejorar la infraestructura con muelles, malecón, estacionamiento y áreas para comercio, gastronomía y deportes.

El gobierno estatal indicó en febrero pasado que este proyecto podría detonar inversiones público-privadas del orden de 2,500 millones de pesos en infraestructura turística, así como la generación de más de 2,400 empleos directos e indirectos durante su desarrollo. (Con información de Lourdes Flores)

estados@eleconomista.mx