Tras la separación del cargo de director del Instituto Municipal de la Juventud del municipio de San Juan del Río, Obed Morales Olvera, por ser arrestado durante la madrugada del domingo pasado por supuestamente portar un arma de fuego y droga, el secretario de Gobierno del estado, Juan Martín Granados Torres, comentó que se debe de aplicar la ley y sancionar.

Existen además a nivel local una serie de ordenamientos que implican una actuación que debe sujetarse no solamente a la norma jurídica, sino también a un comportamiento ético en lo público y en lo privado. Quien no se realiza esta observancia de comportamiento, quien no entiende la trascendencia de realizar una conducta acorde y congruente con la responsabilidad del servidor o del servicio público que se le encomienda, evidentemente, debe ser sancionado de la manera más severa que sea posible , advirtió.

El domingo en la madrugada la alcaldía de San Juan del Río informó que el exfuncionario fue detenido por la policía municipal, portando un arma de fuego. Explicó que pese a que este joven se presentó como funcionario, los oficiales lo pusieron a disposición del Ministerio Público federal para que sea la autoridad ministerial quien determine lo conducente.

En el documento el alcalde sostuvo que no solaparía malas conductas, por lo que se procedió a la separación del cargo.

arlene.patino@eleconomista.mx