La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que, para la segunda quincena de mayo, el porcentaje de área con sequía de moderada a excepcional (D1 a D4) en el territorio mexicano fue de 72.63%, es decir, tuvo una ligera disminución (3%) con lo registrado en la primera quincena de dicho mes, la cual fue de 75.63 por ciento.

El Monitor de Sequía de México, elaborado por la Conagua, detalló que, del 15 al 30 de mayo, continuaron las precipitaciones por arriba del promedio sobre el noreste, centro y sureste de nuestro país, lo cual ayudó directamente a las entidades que registraban cualquier tipo de sequía.

“Las lluvias se asociaron, principalmente, al desarrollo de líneas de vaguada, flujos convergentes en superficie, inestabilidad en la atmósfera superior y al ingreso de humedad desde el Golfo de México, el Mar Caribe y el Océano Pacífico, así como el paso de una circulación aislada de baja presión fría en altura que provocó tiempo severo y el ingreso del frente frío 58 (fuera de temporada) durante el último día del mes”, se lee en el informe

De igual manera, la Comisión Nacional del Agua explicó que la continuidad de las precipitaciones hizo que áreas con sequía catalogada de moderada a extrema (D1 a D3), como son los casos de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado México, Puebla, Tlaxcala y el norte de Veracruz, tuvieran una reducción en sus registros.

Bajo el mismo contexto, en el reporte de la Conagua se informó que las zonas catalogadas como anormalmente seca (D0) en entidades federativas del país como la Ciudad de México, Morelos y zonas de Chiapas se redujeron significativamente.

Sin embargo, la comisión también confirmó que debido a la escasa humedad en los niveles más bajos de la atmósfera en el noreste del territorio nacional, así como el dominio de sistemas de alta presión en los niveles medios sobre el occidente del país y el oriente de la Península de Yucatán, trajeron con resultado el incremento de áreas con sequía severa a extrema (D2-D3) en los estados de Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, el sur de Coahuila, Zacatecas, Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán (región sur).

En Quintana Roo y Campeche (sureste) persistieron las precipitaciones por debajo del promedio, por lo que la condición anormalmente seca (D0) incrementó al finalizar mayo”, detalla el documento.

Asimismo, el monitor de la Comisión Nacional del Agua revela que el porcentaje de las zonas con sequía excepcional (D4) en el territorio mexicano tuvo un incremento pequeño de 2.10 a 2.47%, detectándose en el norte de Chihuahua y Sonora, así como en el noroeste de México.

Con respecto a los municipios, la Conagua confirmó que las localidades que presentan un grado de sequía de moderada a excepcional fue de 1,089 demarcaciones, cifra menor a lo registrado en la primera quincena de mayo cuando fueron 1,255 ayuntamientos bajo esa situación.

Niveles del Cutzamala, a la baja

Por otro lado, durante la sesión semanal del Comité Nacional de Grandes Presas, (CNGP) presidida por el nuevo director de la Conagua, Germán Martínez Santoyo, se detalló que el almacenamiento promedio del Sistema Cutzamala bajó ligeramente al 7 de junio a 37.7% de la capacidad total, cifra menor a la registrada en la sesión previa, la cual fue de 38.2 por ciento.

“Seguimos en déficit, tenemos 178.2 millones de metros cúbicos menos que el almacenamiento promedio histórico a la misma fecha, es decir, 22.8%”, refirió el director general del Organismo de Cuenca de Aguas del Valle de México, Víctor Burguete Ortiz.

El directivo detalló que el nivel de la presa El Bosque se ubica en 33.7%, con 68.1 millones de metros cúbicos (Mm3); Valle de Bravo en 45.5%, con 179.4 Mm3, y Villa Victoria en 25.6%, con 47.5 Mm3.

En cuanto a las 210 principales presas que existen en la República Mexicana, la subdirección General Técnica de la Conagua confirmó que hasta el 7 de junio pasado cuatro se encuentran a 100% de su llenado, 17 están entre 75 y 100%; 41 entre 50 y 75% y 41 tienen menos de 50% de su nivel.

estados@eleconomista.mx