La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat)aprobó de manera simultánea tres proyectos de energías alternativas. Se trata del parque eólico PIER en de Atzintla, Puebla; una planta de ciclo combinado en Altamira, Tamaulipas, así como una planta de energía eléctrica en Chihuahua. La inversión conjunta es de aproximadamente 4,000 millones de pesos.

Tanto el proyecto en territorio poblano, como el de Tamaulipas, son inversión de la firma española Iberdrola, aunque el primero en sociedad con la empresa mexicana ILER.

El proyecto de Iberdrola en Altamira se aprobó el 11 de diciembre y consiste en una planta de ciclo combinado con turbina de gas y turbina de vapor de condensación con dos extracciones, con una inversión prevista de 80 millones de dólares, es decir, poco más de 1,360 millones de pesos.

Las especificaciones técnicas refieren que tendrá 60 megawatts (MW) de potencia eléctrica total en condiciones del emplazamiento, desglosada en 51 MWe mediante turbogenerador a gas y 9 MWe mediante un turbogenerador a vapor de condensación con extracciones a media presión y a baja presión.

La planta de cogeneración se ubicará dentro de los terrenos de la planta petroquímica de Dynasol, terrenos catalogados como zonas de reserva industrial de la misma planta.

El área cuenta con alto potencial tanto ambiental como económico, considerando que es un complemento de los procesos industriales de Dynasol haciendo más eficientes y competitivos los procesos , según se espeficica en el proyecto consultado por El Economista.

Parque eólico PIER IV

Respecto del parque eólico en sociedad con la poblana ILER, Iberdrola detalla que será por 1,748 millones de pesos y consta de la instalación de una central eléctrica a ubicarse en la región centro-este del estado de Puebla, en el municipio de Azitzintla.

La aprobación por parte de Semarnat se dio el pasado 11 de diciembre y consiste en la instalación de 24 aerogeneradores Clase IIIA y la energía generada será conducida a la subestación eléctrica de La Esperanza.

El parque tendrá una vida útil de 30 años y también será desarrollado por una filial de Iberdrola, la cual apenas el pasado 25 de noviembre, junto con ILER, inauguraron el Parque Eólico Pier II, también en el municipio Esperanza, en Puebla.

Para Puebla, está ingresado otro parque eólico denominado Central Eólica de México 2 S.A.P.I. de C.V que aún no cuenta con aprobación por parte de Semarnat, pero pretenden instalar 24 aerogeneradores de clase IIIA , de 125 metros de alto y 126 metros de diámetro de eje rotatorio.

Planta Eléctrica

El tercer proyecto aprobado es una Central Eléctrica de 100 MW a instalarse al sur de la Ciudad de Chihuahua. Ocupará un área aproximada de 17,000 metros cuadrados en el ejido Santa Eulalia, municipio de Aquiles Serdán. La energía será generada a partir de ciclo simple que emplea gas natural mediante moto-generadores.

La inversión prevista es de 50 millones de dólares y anticipan que a mediano plazo la capacidad de la planta se incremente hasta los 600 MW.

La empresa promovente es la firma inmobiliaria Emerging America, con inversiones en diversas actividades como la avicultura y la ganadería.

Boom sectorial

En el capítulo de datos generales de la Manifestación de Impacto Ambientel presentada por Iberdrola para el proyecto de Altamira, la empresa anticipa que el crecimiento estimado del PIB durante el período 2012-2027 se ubica en 3.6% en promedio anual, lo cual da como resultado un incremento promedio anual de 4.5% en el consumo nacional de energía eléctrica.

Citando la Prospectiva del Sector Eléctrico 2013-2027 de la Secretaría de Energía (Sener) 2013-2027, Iberdrola anticipa que el desarrollo de proyectos eléctricos en el país representará un impacto en el PIB de 95,400 millones de pesos en el periodo 2012-2020, generando 36,700 empleos; y una inversión de 117,300 millones de pesos.

[email protected]