Monterrey, NL.  La Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda realizó en Monterrey el Taller para la elaboración del Programa Nacional de Vivienda 2020-2024, el cual buscará, entre otros objetivos, establecer líneas de acción con respecto al abandono de más de 650,000 viviendas en el país. Se espera que el Programa esté listo para su publicación a finales de noviembre.

Carina Arvizu Machado, subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda (Sedatu), comentó que “hay 650,000 viviendas que se dejaron de pagar al Infonavit y están en condiciones de abandono, aunque hay datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social que indican que hay 5 millones de casas deshabitadas”.

Apuntó que es un problema grave. Por ejemplo, este martes visitó el fraccionamiento Riveras del Bravo en Ciudad Juárez, que en su momento ganó premios internacionales de vivienda y hoy es uno de los conjuntos habitacionales con mayores tasas de abandono en el país.

“Este problema tiene que ver con muchos factores. Los municipios no estaban preparados para recibir esas edificaciones, o se construyeron lejos de las fuentes de empleo, y no se tomó en cuenta que hubiera escuelas, guarderías, servicios y se convirtieron en ciudades fantasmas e inseguras”, aseguró la funcionaria.

Otro caso ocurrió en Tijuana donde se construyeron viviendas en una zona de riesgo, las cuales se cayeron por un deslave.

Talleres

La subsecretaria de Sedatu explicó que se han realizado cinco talleres para elaborar el Programa Nacional de Vivienda, en Villahermosa, Puebla, Mazatlán, Guadalajara y Ciudad de México.

En cada foro han invitado a autoridades de los tres niveles de gobierno, así como a la iniciativa privada, academia y legisladores, “la idea es de llegar a líneas de acción muy puntuales, con estrategias muy claras, siguiendo las recomendaciones de Organización de Naciones Unidas".

Los temas que se analizan son seguridad de la vivienda, certeza jurídica, certeza de suelos, asequibilidad, y tomar en cuenta que el 70% de las acciones son de ampliación y mejoramiento de vivienda y 30% son de adquisición de vivienda nueva.

abr