Los sectores empresariales de Tequisquiapan, San Juan del Río y Ezequiel Montes hicieron sinergia para romper con las disyuntivas que limitan su desarrollo y tener una mayor representatividad en el estado.

Las asociaciones de Industriales y Empresarios de Tequisquiapan y de Jóvenes Empresarios de Querétaro firmaron un acuerdo para conformar un consejo regional que tendrá como objetivo solidificar la industria en los tres municipios referidos, informó el presidente de Jóvenes Empresarios de Querétaro, David Pulido Briseño.

De acuerdo con el líder empresarial, esta alianza se ha gestado con la finalidad de reforzar la representatividad del sector en la zona sur.

El presidente de la Asociación de Industriales y Empresarios de Tequisquiapan, Ángel Hernández Arroyo, destacó que las alianzas son básicas para detonar el impulso empresarial. En concreto es necesario apoyar a los jóvenes emprendedores, afirmó.

En tanto, el líder de los jóvenes empresarios expuso que Tequisquiapan y San Juan del Río comienzan a crecer en el sector industrial, por los que se convierte en un área de oportunidad para generar propuestas e impulsar el asentamiento de nuevos establecimientos.

En este sentido, ambas asociaciones han delineado medidas para impulsar esta zona del estado y entre sus objetivos está gestionar relaciones con instancias gubernamentales y organismos empresariales.

Además de esto también se busca tejer una red de vínculos empresariales para generar microclimas de negocios y organizar un primer encuentro regional de jóvenes empresarios que, proyectan, se lleve a cabo el 27 de febrero en Tequisquiapan.

Incentivos para emprendedores son insuficientes; 60% fracasa

En torno a la vinculación de los organismos, Pulido Briseño estimó que fracasa 60% de las empresas que desarrollan los emprendedores ante la falta de capacitación para esquematizar negocios, principalmente.

De los proyectos 60% fracasa por mala capacitación. La tramitología ha sido un conflicto en el tema burocrático, así como la poca educación financiera y la poca apertura de crédito, para las empresas que empiezan , enumeró.

Tan sólo la inversión para abrir un micronegocio oscila entre 50,000 y 150,000 pesos, declaró.