Puebla, Pue. Una de las ballenas de 30 metros de largo del viaducto Ignacio Zaragoza, aún en construcción, se desplomó sin que se reportaran lesionados, aunque sí daños mínimos con ruptura de vidrios de los comercios ubicados cerca de la zona de la obra.

De acuerdo con testigos, los hechos ocurrieron a las 17:10 horas cuando trabajadores de la empresa Codesa, responsable de la obra, alertaron a los comerciantes, vecinos y transeúntes que desalojaran el lugar, toda vez que estaba por venirse abajo la plancha de concreto.

El titular de la Secretaría de Infraestructura del gobierno de Puebla, Antonio Gali Fayad, informó que el desplome se debió a un error humano, por lo que se abrieron las investigaciones para determinar la sanción económica que se aplicará a la constructora.

Agregó que el incidente no retrasará los planes de entrega de la obra, cuyo costo está estimado en 486 millones de pesos. Se prevé que en 10 días se terminarán de retirar los escombros y continuarán los trabajos en otros tramos de viaducto.

APR