Cancún, QR. La Secretaría de Desarrollo Económico de Quintana Roo (Sede) informó que durante el sexenio de Roberto Borge Angulo, se dejaron de pagar las aportaciones federales como el Programa para el Desarrollo de la Industria del Software y la Innovación y de apoyo a emprendedores.

Durante los años 2013 y 2014, Quintana Roo no recibió recursos para programas de inversión conjunta o pari passu, dejando ir recursos superiores a los 40 millones de pesos anuales, aseguró Rosa Elena Lozano, titular de la Sede.

Tan sólo en el 2016 se pudieron haber ejercido poco más de 40 millones de pesos en programas federales, pero el gobierno anterior los dejó ir ; además, la Secretaría enfrenta adeudos con proveedores del orden de los 13 millones de pesos.

La funcionaria dijo que al tomar bajo su cargo la dependencia, encontraron que no había ningún tipo de planeación ni de proyectos. Encontramos un total desorden, no había ni un solo proyecto; en el 2015 sí se recibieron recursos del gobierno federal, pero no se sabe qué hicieron con ellos .

También está en revisión el programa de la marca Hecho en Quintana Roo, la cual es ostentada por 41 productos, pero no existe información con respecto al presupuesto que se ejerció para echar a andar este distintivo, ni cuánto ejercieron las empresas que fueron capacitadas para llevar la marca.

Sobre estas irregularidades, adelantó que están en curso por lo menos tres denuncias que le corresponderá a la Secretaría de la Gestión Pública estatal documentar y presentar ante las autoridades judiciales.

Más anomalías

En entrevista aparte, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social e Indígena (Sedesi), Julián Ricalde Magaña, afirmó que la dependencia enfrenta tres denuncias por la omisión del pago del programa de leche Liconsa, por un monto de 2 millones de pesos correspondientes a los años 2015 y 2016.

Se hacía documentación que no corresponde a lo que realmente se hacía como programa, encontramos acciones que nunca se llevaron a cabo, (pero que) se documentaron. Nos llegaron demandas por parte de Liconsa, porque nunca pagaron la leche que les servía para estos programas y hay por lo menos tres demandas contra Sedesi por ello .

Además, encontraron irregularidades en los dos programas estrella de la administración de Borge: Basura por Alimentos y Brigadas del Bienestar. Ricalde Magaña explicó que éstos no eran operados por la Sedesi, sino por una estructura político-electoral alterna, aunque los costos sí eran facturados en la dependencia estatal.

Basura por Alimentos consistía en jornadas populares en las que la gente intercambiaba basura reciclable por artículos comestibles, desde aceite hasta latas de atún, entre otros productos. El titular de la Sedesi comentó que no hay registro ni de lo que se hacía con el acopio de la basura reciclable, ni mucho de menos del impacto en el combate a la pobreza, que se suponía era la justificación oficial de este programa.

jvazquez@eleconomista.com.mx