Santander de México y la empresa de energía sustentable Gamesa ingresaron a evaluación a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el proyecto para la construcción del parque eólico El Sauzal, en Oaxaca, el cual tendrá una capacidad de 242 megawatts (MW).

Ambas compañías de origen español conformaron la firma Energía Renovable del Istmo, con la que ingresaron la Manifestación de Impacto Ambienta (MIA) de El Sauzal el 1 de diciembre pasado a la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la dependencia federal.

En caso de ser aprobado, El Sauzal se desarrollará en cuatro fases: las tres primeras serán de 60 MW y una cuarta etapa de 62 MW.

Constará de un total de 121 aerogeneradores marca Gamesa. El proyecto contará también con dos subestaciones, con el objetivo de facilitar el porteo y distribución de la energía eléctrica generada.

Se desarrollará en una superficie que abarca 2,108 hectáreas en el municipio de Santo Domingo Ingenio, Oaxaca.

El Sauzal obtendrá financiamiento mediante el esquema de asociación conocido como joint venture. Gamesa y Santander México participarán a 50% en los proyectos.

A nueve meses

Desde marzo de este 2014 anunciaron planes para generar hasta 500 megavatios de energía eléctrica a través de varios proyectos eólicos en Oaxaca.

En ese mes, cuando se anunció la sociedad entre ambas firmas, Santander México informó que la infraestructura de interconexión para éste y los demás proyectos en puerta estará al amparo de un proceso público para la asignación de derechos de evacuación de energía conocido como Temporada Abierta II, liderada y coordinada por la Comisión Reguladora de Energía, conjuntamente con la Comisión Federal de Electricidad.

El acuerdo de codesarrollo prevé un horizonte de inversión de unos tres años, y posiciona a Gamesa y banco Santander como el grupo inversionista privado más importante en la Temporada Abierta II y en el sector eólico en México , aseguró en aquella ocasión Marcos Martínez Gavica, presidente ejecutivo del grupo financiero.

jvazquez@eleconomista.com.mx