Cancún, QR. El gobierno del estado reporta saldo blanco tras el paso del huracán “Zeta”. En un mensaje en redes sociales, el gobernador Carlos Joaquín González dijo que, salvo los reportes de árboles caídos y cortes de suministro eléctrico, no hubo pérdida de vidas humanas que lamentar.

Tan sólo en Cancún se contabilizan alrededor de 90 colonias sin energía eléctrica ni agua potable, pero desde la mañana de este martes trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) desplegaron cuadrillas para reparar los daños causados a la red eléctricas por las ráfagas de hasta 130 kilómetros por hora que trajo consigo el huracán. 

La CFE reporta que, hasta el momento, 337,000 usuarios han resultado afectados, de los cuales se han restablecido 258,000, lo que representa 76.5% de avance. Los usuarios afectados representan 20% de los clientes totales de la CFE en esta región.

Para las labores de reparación ha desplegado un equipo de 1,016 trabajadores electricistas, 123 grúas, 302 vehículos, un helicóptero, 49 plantas de emergencias y 20 torres de iluminación.

“La CFE a través del Sistema Nacional de Protección Civil, está en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, Comisión Nacional del Agua, Secretaría de Salud, Protección Civil, Gobiernos estatales y municipales, para la atención de la contingencia”, se lee en un comunicado de la dependencia. 

Los centros de salud y hospitales están operativos, así como el Aeropuerto Internacional de Cancún, aunque autoridades en materia ambiental informaron que muchos huevos de tortugas quedaron expuestos en las playas de Cancún y en Isla Mujeres debido a que los fuertes vientos removieron la arena, haciendo que incluso la cinta asfáltica del bulevar Kukulcán en la zona hotelera de esta ciudad quedara cubierta con arena de la playa. 

Aunque el gobierno del estado tiene contratado un seguro en caso de huracanes para las playas de todo el estado, la Secretaría de Medio Ambiente de Quintana Roo informó que la póliza cubre únicamente en caso de huracanes categoría 3 o más intensos, por lo que descartaron que se pueda recibir alguna indemnización tras el paso de tres fenómenos hidrometerológicos por la entidad en menos de 30 días: la tormenta “Gamma” y los huracanes “Delta” y “Zeta”. 

La erosión causada por los tres fenómenos será evaluada en próximas semanas para determinar la dimensión de los daños en términos de pérdida de ancho de playa, lo cual era una problemática que previo al paso de los huracanes ya era apremiante en las zonas turísticas del norte de la entidad. 

Por su parte, las asociaciones de hoteles de Cancún y la Riviera Maya reportaron también daños mínimos a sus inmuebles, además de que no hubo necesidad de evacuar a sus huéspedes. Durante la contingencia se reportó que estaban hospedados en la zona norte de la entidad poco menos de 70,000 turistas. 

Terminales marítimas

La Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo) informó que las oficinas y terminales marítimas que opera y administra no sufrieron daños por el paso del huracán Zeta. 

Alicia Ricalde Magaña, directora de la Apiqroo, informó que el servicio marítimo de transporte pasajeros y carga en las rutas de Cozumel-Playa del Carmen, aún se encuentran suspendidos, hasta nuevo aviso.

Indicó que Ultramar anunció en sus redes sociales la reanudación del servicio de transporte de pasajeros en la ruta de Puerto Juárez-Isla Mujeres a las 11:00 de la mañana para continuar con salidas cada hora; mientras que el de carga reanudó a las 16:30, desde Punta Sam, y a las 13:30 y 18:30 horas, desde Isla Mujeres.

estados@eleconomista.mx