Cancún, QR. La Riviera Maya y Cozumel hilaron cinco meses consecutivos con bajas en la ocupación hotelera.

La caída anual más pronunciada en el primer destino se observó en mayo, con 4.2 puntos porcentuales, mientras en el segundo, en abril, con 9.5 puntos.

La Riviera Maya inició enero con 81.4% de ocupación, cifra inferior a 83.9% registrada en el primer mes del 2017; en febrero presentó 84.8%, menor a 86.4% de ocupación un año antes.

La tendencia se mantuvo a la baja en marzo, al reportar 83.5% de ocupación contra 84.8% del 2017; lo mismo que en abril, con 87.1%, menor a 88.3% del año pasado. La caída más pronunciada se registró en mayo, al pasar de 83.6 a 87.8% del año anterior, lo que representa una disminución de 4.2 puntos porcentuales.

En el caso de Cancún, sólo los meses de febrero y marzo arrojan números positivos respecto al 2017, pero enero, abril y mayo registran caídas que se extienden hasta los primeros seis días de junio, según la estadística elaborada por la Secretaría de Turismo de Quintana Roo (Sedetur).

Entre Cancún y Riviera Maya concentran casi 87% de la oferta hotelera de Quintana Roo, con 40,835 habitaciones en Cancún-Puerto Morelos, y 46,985 cuartos en la Riviera Maya. Según el reporte a diciembre del 2017 de la Sedetur, la entidad en su conjunto suma un total de 100,986 cuartos hoteleros.

Chetumal presentó números positivos en febrero y marzo, así como un incremento durante mayo de 16.4 puntos porcentuales respecto al mismo mes del 2017.

Este destino engloba a Kohunlich, Costa Maya-Mahahual y la ciudad de Chetumal, los cuales concentran una oferta hotelera de 2,811 cuartos.

La presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de la Zona Centro y  Sur de Quintana Roo, Deborah Angulo Villanueva, comentó que la ocupación ha remontado favorablemente gracias a importantes eventos, como la más reciente Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil 2018, así como el Maratón de Aguas Abiertas de Bacalar 2018, el cual aunque fue en un municipio vecino trajo movimiento en la ocupación hotelera, ya que Bacalar no cuenta con la suficiente oferta de cuartos y muchos de los participantes se hospedaron en Chetumal.

La empresaria dijo que hay esfuerzos tangibles por impulsar el turismo de la zona sur del estado, y aunque los resultados aún son marginales, los anuncios de inversión pública para generar nuevos atractivos como el Museo del Mestizaje en Chetumal con acuario y un espectáculo de videomapping permiten anticipar que a futuro habrá mayores crecimientos.

Inseguridad

En el caso de la zona norte del estado, el consejero de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, Abelardo Vara Rivera, comentó en entrevista que las estadísticas reflejan lo que está sucediendo en Quintana Roo, ya que el sur está creciendo gracias al impulso que se le está dando desde el gobierno del estado, pero también debido a que en esa zona no se han incrementado los niveles de violencia que hoy se viven en la zona norte.

Vara Rivera agregó que Cancún y la Riviera Maya deben recuperar la paz y la tranquilidad que durante décadas les permitieron crecer hasta convertirse en lo que hoy en día son, de lo contrario podrían sufrir mayores estragos y entrar en un proceso de mayor deterioro similar al que golpeó a Acapulco.

[email protected]