Guadalajara, Jal. Luego de dos años de permanecer cerrada, este fin de semana fue reabierta la Casa Jalisco en Chicago, Illinois, hoy llamada Oficina del Estado de Jalisco en Illinois.

Durante una gira de trabajo del gobernador Enrique Alfaro Ramírez por ese estado de la Unión Americana puso en operación de nueva cuenta el edificio cuya venta fracasó en la pasada administración y que ahora funcionará como una oficina de atención a los jaliscienses que radican en el Medio Oeste de Estados Unidos, atenderá la agenda migratoria y afianzará lazos de cooperación y colaboración con el vecino país.

Las oficinas ubicadas en Melrose Park, Illinois, a 45 minutos de Chicago, contarán con la representación del gobierno de Jalisco, de la Universidad de Guadalajara, el Consejo Regulador del Tequila y otros organismos empresariales como la Cámara de Comercio de Guadalajara y el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco.

“El gobierno no puede solo, no podemos sostener un espacio como éste, pero mucho menos podemos darle contenido permanente si no somos capaces de generar alianzas con el sector privado, académico, o social”, señaló Enrique Alfaro.

Indicó que, para solventar el costo de operación, se definirá un modelo de administración en coordinación con los jaliscienses que radican en Chicago.

Y es que dicha representación fue cerrada por la pasada administración estatal, encabezada por Aristóteles Sandoval, debido al elevado costo que suponía el mantenimiento, y luego de que fracasó el intento de venderla, el actual gobierno decidió su reapertura.

De acuerdo con información del gobierno de la entidad jalisciense, solamente desde esa región del medio oeste de Estados Unidos, anualmente se envían a Jalisco remesas por un monto de 350 millones de dólares.

“La Oficina del Estado de Jalisco en Illinois será un importante centro de distribución en el midwest y este de Canadá, y fungirá como una plataforma de vinculación cultural y de negocios que se conviertan en un modelo de trabajo cooperativo que permita generar mejores condiciones y vincular a Jalisco en intercambios comerciales, plataformas de negocios y mayor conectividad”, subrayó el mandatario.

Antecedente

La Casa Jalisco en Chicago fue adquirida en 43 millones de pesos en el 2009 durante la administración de Emilio González Márquez. Sin embargo, en el 2017 el gobierno estatal ordenó un avalúo que arrojó que la propiedad se adquirió a sobreprecio, toda vez que hace dos años la propiedad tenía un valor de 31.9 millones de pesos al tipo de cambio de ese momento.

A través del Instituto de Fomento al Comercio Exterior de Jalisco, la anterior gestión estatal puso a la venta el inmueble, pero sólo recibió una oferta: medio millón de dólares por debajo de su valor, por lo que no se concretó la transacción.

Aún sin operar, el mantenimiento y pago de impuestos de Casa Jalisco en Chicago costaba al erario 7 millones de pesos anuales.

[email protected]