Querétaro, Qro. En los próximos 15 días podría presentarse un nuevo pico de contagios por la Covid-19, manifestó el gobernador, Mauricio Kuri González, en relación con el alza de casos positivos.

Ante la contingencia sanitaria, refirió que el estado no retrocederá —del actual escenario A modificado— al B, mientras la ocupación hospitalaria se mantenga por debajo de 50 por ciento.

“Está fortísimo el contagio, lo que nos ayuda mucho es la vacuna, tener arriba de 90% de vacunación nos ayuda a que no se saturen los hospitales. Mientras tengamos debajo de 50% de hospitalización no tendríamos porqué (retroceder al escenario B), en este momento estamos de 12 a 15% (de ocupación hospitalaria) y esperemos que el pico venga en 15 días”, declaró.

Frente a la demanda de pruebas que han reportado los servicios de salud del estado, el gobernador manifestó que recientemente se invirtieron 60 millones de pesos en la adquisición de pruebas.

“Estamos trayendo pruebas, de hecho, a final de año compramos una buena cantidad de pruebas, entiendo que la gente está preocupada y es importante hacer la prueba, pero es importante hacerlo en el momento correcto”, comentó.

Dentro del gabinete estatal, confirmó, siete servidores públicos han resultado positivos a Covid-19 en los últimos días.

Respecto al regreso a clases presenciales, afirmó que continuará en apego a las medidas sanitarias, pero en caso de que el panorama epidemiológico cambie podría haber ajustes.

En este contexto, este miércoles 12 de enero arrancó en Querétaro la jornada de refuerzo de vacunación contra Covid-19 en el sector educativo, que tiene como propósito inmunizar a casi 50,000 trabajadores de este ámbito.

Al 11 de enero en la entidad se han presentado 101,496 contagios acumulados (58 en el último día); 6,128 personas han perdido la vida a causa de la enfermedad (2 en el último día).

La Secretaría de Salud del estado reporta al 10 de enero que en la disponibilidad de camas de hospitalización general y con ventilador se tiene una ocupación de 14%, con base en la Red Negativa de Infecciones Respiratorias Agudas (IRAG).

La misma dependencia añade que hay 10% de ocupación de camas con ventilador y 17% en camas sin ventilador.