Con 21 votos a favor y 4 en contra, la LIX Legislatura de Querétaro aprobó una iniciativa de ley que reforma el código civil de ese estado, para hacer una reinterpretación del concepto de matrimonio y concubinato, validando entonces así los matrimonios entre personas del mismo sexo.

De esta manera, quedan en el pasado aquellos matrimonios que la ley local tuvo que reconocer obligadamente, después de amparos que fueron presentados por personas del mismo sexo que pretendían casarse en el estado.

Esta fue la quinta ocasión en nueve años y tres legislaturas, que el Congreso de Querétaro discutía la aprobación del matrimonio igualitario, después de exhortaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) respecto a reformas al código civil estatal.

La aprobación del matrimonio gay en Querétaro ocurre seguidamente después de que los estados de Baja California, Sinaloa y más recientemente Yucatán aprobaran también el matrimonio igualitario.

De entre los votos a favor, se destaca que 9 de los 11 diputados del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso queretano, partido político que más ha obstaculizado este tipo de iniciativas a nivel nacional, votaron a favor de aprobar el matrimonio igualitario en el estado.