Querétaro, Qro. El General Electric Infrastructure Querétaro (GEIQ) alberga uno de los ocho laboratorios especializados en tratamiento de materiales.

El laboratorio del GEIQ es uno de los tres radicados en el continente americano y el único enfocado en dar soporte al mercado latinoamericano, atendiendo las divisiones de energía y aviación.

El encargado de la división de energía, en el Laboratorio de Materiales de GE, César Vázquez, manifestó que desde este espacio cuentan con una cartera de 72 clientes.

Al año, detalló, analizan entre 35 y 40 fallas y emiten 90 reportes, cerca de dos a tres reportes por semana.

“Es un laboratorio donde tratamos de hacer hablar a los materiales, tratamos de que nos expliquen, que nos digan qué fue lo que pasó para evitar que las fallas sean recurrentes en nuestros componentes y en nuestra tecnología”, pronunció.

Expuso que hasta 80% de los trabajos del laboratorio se centra en hacer interpretaciones de referencias visuales.

“Entonces mucho de lo que tenemos son cámaras, microscopios, sistema de reconstrucción digital, cosas de este tipo que nos permiten ver la geometría de los componentes y cómo se alteran cuando hay una falla”, refirió.

Durante los seis años de operaciones del laboratorio se han consolidado diferentes habilidades, no sólo en el análisis de fallas, sino en la caracterización dimensional que permite reconstruir piezas.

Actualmente en el laboratorio se trabaja sobre componentes de una maquinaria, cuyo proveedor ya no opera; que uno de los clientes de esta empresa se acercó a GE en busca de una solución. En este caso, se busca volver a configurar la máquina, tomando dimensiones y haciendo caracterización del material, con la finalidad de generar partes que requiere la maquinaria para seguir funcionando.

La ubicación del laboratorio implica ventajas logísticas y de entendimiento entre la compañía y sus clientes de habla hispana.

“Otra cosa que tiene como ventaja este laboratorio es su ubicación, la verdad es que exportar piezas de Argentina o de Brasil hacia Estados Unidos o incluso de México a Estados Unidos, incrementa mucho el tiempo de servicio que requieren los clientes para que nosotros demos un análisis”, indicó César Vázquez.

El espacio enfocado en materiales forma parte de la red mundial de laboratorios de GE.  Actualmente son ocho los laboratorios de este tipo, situados en China, India, Moscú, Polonia, Suiza, México y dos en Estados Unidos.

Ubicación estratégica

La ubicación del laboratorio ha resultado estratégica para dar soporte al mercado latinoamericano, toda vez que —desde el 2012 que comenzó a operar— se ha reportado una reducción de hasta 30% en tiempos de respuesta.

Los ahorros en el tiempo de respuesta son de tres a cuatro semanas, mientras que el costo varía de acuerdo con el tipo de falla.

[email protected]