Cancún, QR. En el marco del Foro Mundial de Regulación de Energía, que arrancó formalmente este miércoles en Cancún, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, aseguró que están en marcha al menos dos proyectos de energías renovables en la entidad para los municipios de Felipe Carrillo Puerto y Bacalar, en el centro y sur de la entidad.

“Estos proyectos representan poder atender uno los desafíos más importantes que le estamos dando a nuestra gestión de gobierno: generar más empleos y mejores salarios para beneficio de nuestra población”, expuso durante su participación en el acto de apertura de los trabajos de la séptima edición del foro.

“Se están analizando nuevos esquemas de comercialización de energía para el gobierno del estado, entre los que se contempla entrar en el mercado eléctrico y de generación distribuida para reducir el gasto en el rubro energético”, agregó ante representantes de más de 30 países que se reúnen del 20 al 23 de marzo en Cancún.

En entrevista aparte, el mandatario detalló que los proyectos de energía fotovoltaica suman en su conjunto una inversión de más de 60 millones de dólares, mayoritariamente internacional.

Se trata de la entrada de Quintana Roo a un nuevo esquema de aprovechamiento de los recursos naturales que no se había logrado consolidar, dijo.

Antecedentes

Lo que se sabía antes del anuncio hecho por el Ejecutivo estatal es que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ya tiene aprobado un proyecto que corre a cargo de la firma Eje Verde Fotovoltaico Sustentable, la cual recibió desde el 2016 la aprobación para el cambio de uso de suelo de un terreno forestal para la construcción y operación de un parque de energía solar fotovoltaica en el ejido de Polyuc, municipio de Felipe Carrillo Puerto, el cual tendrá una potencia instalada de 30 megawatts, con una producción anual estimada de 46.9 millones de kilowatts por hora con el fin de contribuir al abastecimiento de la demanda de energía eléctrica en la zona de Quintana Roo, a través de tecnologías renovables, con una inversión anunciada de 70 millones de dólares, según se lee en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

Aunque está aprobado en materia ambiental desde el 2016, el proyecto a la fecha no ha arrancado construcción, aunque coincide por el sitio con el anuncio hecho por el gobernador.

Cristalización

Otro proyecto que estaba en análisis de evaluación ambiental para el municipio de Bacalar es el de la firma Energía del Sureste, llamado El Ramonal, con el cual pretendía construir una planta fotovoltaica con capacidad de generación instalada de 58.7 megawatts, mediante la instalación de 183,000 módulos o celdas fotovoltaicas en el municipio de Bacalar, con una inversión de 87.8 millones de dólares.

Sin embargo, apenas esta misma semana la Gaceta Ecológica de Semarnat dio a conocer que el proyecto fue retirado de evaluación ambiental por parte de la empresa, por lo que desistió de obtener los permisos ambientales de orden federal para poder cristalizar esta infraestructura.

En septiembre del 2016 la Semarnat rechazó el proyecto Parque de Energía Solar Fotovoltaica Lázaro Cárdenas, en el que se invertirían 24 millones de dólares para Bacalar.

La firma promovente era Riviera Maya Fotovoltaica, a la cual se le negó el cambio de uso de suelo en un terreno forestal para instalar páneles solares que generarían hasta 30 megawatts, con una producción anual estimada de 46.9 millones de kilowatts por hora.

Según la MIA, este parque fotovoltaico buscaba contribuir al abastecimiento de la demanda de energía eléctrica en la zona de Quintana Roo, a través de tecnologías renovables, y se trataba de un proyecto muy similar a El Ramonal.

estados@eleconomista.mx