Puebla, Pue. Alrededor de ocho empresas de autopartes, agroalimentos, textileras, fábricas de plásticos, así como negocios de turismo y de salud, se preparan para escalar este 2019 a la Industria 4.0 en Puebla, con el fin de incrementar su competitividad, ya que sólo las plantas de Volkswagen de México y Audi lo implementan.

“Esta migración de las industrias será paulatina, ya que empezaron con el desarrollo de software y llevará más de tres meses que cada una concrete, a la par se genera una planeación estratégica que es vital para su consolidación a fin de reducir errores en su aplicación”, sostuvo el vicepresidente de Tecnologías de la Información, de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Adrián Rossano Camacho.

Comentó que se ve interés de los industriales locales, pero no todos están abiertos en adoptar nuevas bases tecnológicas, sobre todo las pequeñas y medianas empresas, con quienes se ha hecho hincapié de que se “suban al tren de la Cuarta Revolución Industrial” o correrán riesgos de estancarse o desaparecer.

El cambio, puntualizó, no es barato, porque implica automatización e intercambio de datos en cuanto a las tecnologías de fabricación, lo cual incluye también al Internet y a la computación en la nube, pero que reduce 95% los riesgos de pérdidas económicas, que es de lo que se preocupan quienes tienen dudas en adoptarla.

Recordó que 60% de empresas se encuentra en la Industria 3.0, que se refiere a la conjunción de tecnologías de las comunicaciones, desarrollo y uso del Internet, así como de las energías renovables; el resto son fábricas que se han ido rezagando o tienen alta dependencia de la mano de obra para su producción.

Es bajo el número de empresas que darán ese salto, dijo, por lo que se tardarán 10 años en implementar la Industria 4.0, aun teniendo un ritmo constante de más firmas involucradas.

Confió en que las primeras concretadas generen un efecto de llevar a otras a escalar a ese nivel, a fin de lograr la consolidación y, que ello, reditúe económicamente para incrementar su infraestructura y tener personal más calificado.

Mayor competitividad

Rossano Camacho reiteró que Puebla puede ser el promotor de esa industria no sólo entre los empresarios locales, sino que abarque varios estados circunvecinos, siguiendo el ejemplo de Monterrey que tiene un clúster y lleva la batuta en el norte del país.

Indicó que, de la mano con investigadores de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, trabajan en una estrategia para promover esa industria, mientras las primeras empresas consolidan sus planes y se vuelven más productivas.

“Los nuevos tiempos obligan a mejorar los procesos productivos que se reflejen en una mayor rentabilidad de la infraestructura instalada, porque de lo contrario no pueden aspirar a un crecimiento sostenible”, destacó.

Adrián Rossano insistió que las empresas deben ser capaces de una mayor adaptabilidad a las necesidades y a los procesos de producción, así como a una asignación más eficiente de los recursos.

Expuso que cada firma debe marcar sus tiempos en función de su tamaño, respecto a la implementación, ya que sin la debida promoción tardará hasta una década, por ello se tiene el interés de hablar de los costos-beneficios para acortar ese plazo.

En su momento, el presidente de Canacintra local, Gabriel Covarrubias, anunció que se impulsa el tecno clúster data con 20 empresas para promover la Industria 4.0 y concretar un centro de investigación para hacer software.

Por su parte, la especialista de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, Rosa María Cantón, indicó que mientras en el norte del país va muy avanzada la Industria 4.0, en la entidad apenas empieza a conocerse, pese a que no sustituye personal, sino que lo hace más competitivo.

Acentuó que las cámaras empresariales deben promover ese nivel, pero no se ve que ocurra, aun cuando se tiene una industria automotriz pilar de la economía del estado.

[email protected]